No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 17 de marzo de 2014

ULTIMATUM: EL ¿FIN? DEL UNIVERSO ULTIMATE

Tras un parón forzoso en el Iconocronos, hoy volvemos y lo hacemos con fuerza, y Ultimateando. Hace ya añitos que Ultimátum salió a los kioskos, pero con la reedición del universo Ultimate que está haciendo Panini en tomos, ha sido compra de este mes, para completar y cerrar mi colección Ultimate. Y digo cerrar mi colección Ultimate porque este es el momento en el que me bajo de este coleccionable, uno de los mejores que he leído, y desde luego creo que el que mejor queda en mi estantería, el coleccionable que me ha permitido saldar una deuda espiritual que tenía con el Universo Ultimate, y acercarme a las versiones definitivas de Spiderman, X-Men o los Cuatro Fantásticos; mejores o peores, pero presentes en este ya no tan nuevo universo Ultimate.




Para cuando Ultimatum hizo su aparición, efectivamente, el universo Ultimate había perdido su cualidad de "novedoso". Y también había dejado de ser el campo de pruebas donde se podían hacer cosas que eran imposibles de llevar a cabo en el Universo Marvel tradicional. La llegada de Bendis, Morrison y otros autores de este calibre a Tierra 616 hizo que el nivel de "sorpresa" del Universo Ultimate quedara bastante rezagado, ya no había protección del guión para los protagonistas... Así que el Universo Ultimate necesitaba una remodelización, y tras una de esas mesas de trabajo que tanto le gustan a las cabezas pensantes de Marvel, lo que se puso sobre la mesa fue Ultimatum, una miniserie de cinco números en la que el Universo Ultimate era directamente desmontado de arriba a abajo. El encargado de llevar a cabo esta revolución sería Jeph Loeb, guionista que por aquellos entonces era considerado la leche, y al que se había dado el tercer volumen de The Ultimates en compañía de Madureira para preparar la llegada de Ultimatum, ya que podemos considerar la participación de Loeb en The Ultimates precisamente como un preludio de preparación a esta saga que acabaría con el Universo Ultimate conocido. En The Ultimates asistíamos al asesinato de la Bruja Escarlata y de Mercurio, víctimas de las mmuchas de anipulaciones de la IA conocida como Ultron... manipulado a su vez por el Doctor Muerte.



Con estos antecedentes, Ultimatum abre con Magneto cumpliendo una de las amenazas que siempre ha mantenido sobre la Tierra, la inversión de los polos magnéticos, lo que provoca un cambio climático global por todo el mundo, pero cuyo máximo resultado (y en el que se centra la narración) ocurre en Nueva York, donde un gigantes tsunami barre la ciudad. Al tsunami le siguen ataques de la Hermandad de Mutantes Diabólicos al Tryskelion, la Escuela de Emma Frost, y otros lugares de interés. Y comienza el desfile de muertos, en uno y otro bando. Como esto ya lleva un tiempo (años) publicado, entiendo que no es spoiler, pero por si acaso, si alguno no lo ha leído, que pare de leer aquí.

Con el tsunami y los ataques, mueren Rondador Nocturno, Dazzler, la Bestia, todos los seguidores de Emma Frost, Daredevil, la Avispa, Hank Pym, el Doctor Extraño, Thor se sacrifica para salvar al Capitán América, Xavier, Mole, Madrox, el Ángel, la Valquiria, Cíclope, Lobezno, Magneto y Muerte. La muerte (o no) de Spiderman queda en el aire hasta el final de una miniserie de dos números situada dentro de su propia colección y que serviría como prólogo a Ultimate Comics: Spiderman, ya que uno de los grandes interrogantes era si Peter Parker seguía estando bajo la máscara de Spidey. Namor desaparecido, Sue Richards en coma, y Magneto y los mutantes acusados de poco menos que de destruir el mundo, arrebatándoseles además todo el carácter mesiánico o evolutivo que habían tenido hasta ahora, y que mantenían en el Universo Marvel 616.



Y realmente, lo único interesante de Ultimatum, además del dibujo espectacular del siempre explosivo David Finch, era la lista de bajas. Porque Loeb consiguió convertir Ultimatum en eso, en una serie de muertes sin sorpresa, muchas de ellas absurdas (lo de Rondador ahogado tiene su miga... que este señor se teleporta), o que ocurren fuera de página (a Daredevil lo encontramos muerto en la colección de Spiderman), con argumentos prácticamente inexistentes que llevan de una muerte a otra. Sí, si tenéis dudas, he comprado el tomo por absoluto y completo completismo, para tener los tomos desde Ultimate Spiderman 1 hasta el fin del Universo Ultimate original en Ultimatum, pero el tiempo y la segunda lectura no me ha quitado de encima la idea de que con Ultimatum Loeb demostró que realmente el bueno en el equipo que había formado con Tim Sale en DC era este segundo, y que él no tenía ni idea de llevar un guion. Idea  que por cierto, cada vez que leo algo suyo para Marvel, reafirmo.