No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 3 de marzo de 2014

LA GUERRA DE LA TRINIDAD

Uno del los conceptos más importantes del Universo DC, desde hace mucho tiempo, ha sido el de la Trinidad. Y no me refiero al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; ni a alguna vecina de Geoff Johns que se llame Trini; sino al concepto de la unión de sus tres grandes héroes, Wonder Woman, Batman y Superman. Contaron con serie propia más bien regulera de carácter semanal en su momento, Trinity; y la idea ha pasado del viejo y querido Universo DC al... bueno, a lo que tenemos ahora en el nuDC. El primer gran evento de esta nueva era, sin contar las que se montan Johns y Snyder en sus franquicias privadas, ha sido precisamente la Guerra de la Trinidad, donde han estallado las tensiones soterradas que se estaban moviendo en el nuevo universo DC: Pandora y la Trinidad del Pecado, los movimientos de Amanda Waller ante la unión de héroes independiente de la Liga de la Justicia y el romance surgido entre Superman y Wonder Woman; la ambición de Constantine, el recién aparecido Shazam...



Todo ello ha convergido en una saga que se ha desarrollado principalmente en Liga de la Justicia, Liga de la Justicia de América y Liga de la Justicia Oscura, la saga Trinidad del Pecado: Pandora; y números sueltos de El Fantasma Desconocido y Constantine. Mientras Pandora intenta recuperar su caja, buscando solucionar los males que había desatado; la imprudencia del nuevo Shazam/Billy Batson al ir a Kahndaq provoca un enfrentamiento entre la Liga de la Justicia y su homónimo al servicio de los Estados Unidos, y bajo una posible influencia desconocida, Superman (ni más ni menos) acaba con la vida de uno de sus enemigos. Con esto, la situación escala un nuevo grado; y mientras se trata de averiguar qué ocurre con Superman, los héroes se ven implicados en la búsqueda de la Caja de Pándora, tratando de averiguar qué es, y qué relación tiene con los tres miembros de la Trinidad del Pecado (Pandora, Question y el Fantasma Desconocido), y al mismo tiempo, qué tiene que ver con esto la sociedad de villanos que ha aparecido en Liga de la Justicia de América...



Quizá la saga haya salido algo apresurada, y finalmente, se ha convertido en poco más que una excusa para abrir de nuevo las barreras dimensionales que se habían cerrado tras el enfrentamiento de la Liga con Darkseid, y que permite la llegada de unos viejos villanos del universo clásico en su nueva versión... y un nuevo escenario para el nuDC, que habrá qué ver cómo se desarrolla...