No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 20 de junio de 2013

LOS CHICOS QUE COLECCIONABAN TEBEOS

                Con los regalos de cumpleaños de este año vinieron varios libros sobre cómics, entre ellos, la novela Los Chicos que Coleccionaban Tebeos, de Julián Clemente y Helio Mirá, que me regalaron Darthni y Acuática (¡muchas gracias a los dos!), y que ya ha caído.



                Los Chicos que Coleccionaban Tebeos es una novela sencillita, apenas doscientas y pico páginas, con un buen tamaño de letra, así que es fácil y rápida de leer. El argumento es muy básico también, nada nuevo en la literatura, el protagonista rememora su infancia y juventud, situando en esos años una especie de momento de carpe diem idealizado que responde a la máxima cualquier tiempo pasado fue mejor. A lo largo de la novela y a través de las peripecias del innominado protagonista y sus amigos Justo, Roberto y Alfredo, asistimos al crecimiento de estos, que pasan de la niñez a la adolescencia. Como os comento, nada que no se haya visto mil veces antes en docenas de novelas y desde distintas perspectivas, desde La Guerra de los Botones a El Guardián entre el Centeno, o como ya he dicho muchas otras.
                ¿Qué es lo original y lo verdaderamente llamativo de esta novela para nosotros, para el sector friki? Que el desarrollo de la infancia de los protagonistas se hace tomando como referencias y como elementos distintivos los cómics de superhéroes. La evolución de los chicos se hace centrándose  en los tebeos que acompañaban su crecimiento, y así junto a su historia, nos cuenta la historia del cómic de superhéroes en España, y de como hizo su aparición una de las generaciones más importantes de la cultura cómic de nuestro país, la Generación Forum-Zinco.  A través de la evolución de los chicos conocemos también cómo era la vida del aficionado: las búsquedas de quiosco en quiosco en busca de las colecciones, la aparición de las primeras librerías especializadas, el intercambio, la irrupción de Forum y sus correos de los lectores, la llegada de Zinco con el mejor momento que probablemente haya vivido nunca DC, las tensiones entre seguidores de unos y de otros…
                Y todo esto lo vivimos de primera mano, a través de unos recuerdos que podrían ser los de cualquier aficionado a los cómics. Y es que en algún momento a todos nos han dicho dos frases lapidarias: “deja de leer eso que te vas a quedar tonto” y “¿todavía con tebeos? Eso es de críos”. A ver, y es que en el aspecto puramente literario, la novela es, como he dicho antes, muy simple, con giros muy predecibles. Pero lo que cuenta es tan cercano a los seguidores de cómics de un par de generaciones que es imposible leerlo sin sentirte identificado con las peripecias de los protagonistas. A mí me pilla un poco desubicado, ya que aunque mi primer cómic por ejemplo fue un Patrulla-X de Surco, mi llegada de pleno al mundo del cómic se produjo ya a principios de los 90, con la revolución mutante en marcha, las librerías especializadas ya establecidas como una realidad… y la crisis creativa más importante de la historia del cómic ya en el horizonte. Y sin embargo, hay momentos de esa novela que he vivido. La duda a la hora de elegir un cómic u otro, la fascinación repentina por historias y personajes, la necesidad de saber lo más posible de unos y otros…

                Julián Clemente y Helio Mirá han sido muy hábiles a la hora de crear esta novela, dirigida a un target muy concreto de lectores, y la verdad es que todo el que lo lea y se encuentre dentro de esto marco, lo va a disfrutar muchísimo. Así que, coleccionistas de tebeos que paséis por estas páginas… no lo dudéis, leedlo. Que os va a encantar.

3 comentarios:

Thanos_Malkav dijo...

¡Me alegro que te haya gustado!
Ya te lo pediré para leerlo, aunque creo que me va a pillar un poco de refilón por la diferencia de edad con el autor...

Acuática dijo...

Dani, si se lo pides prestado va a oler un poco a autorregalo...
¡Me alegra que te gustara Tomás!

Yota dijo...


Tiene buena pinta, ya me la ha dejado Nacho y encuenta acabe con Inferno me pongo con ella.