No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

viernes, 28 de junio de 2013

LOS VIERNES DE MARCO: SUPERMAN

El Superhéroe de mi quinta



Asociar Superman a Cristopher Reeve es lo normal...

            En la época en la que todo el mundo tiene erecciones y caídas de bragas con unos efectos especiales que incluso cantan por soleares, voy a romper una lanza a favor del verdadero Superman cinematográfico: El de Richard Donner de 1978. El Superman de mi quinta.
            ¿Qué la gente ve ridículo un Superman con los calzones rojos por encima? Pues bueno. Yo veo más ridículo un Superman con traje de escamas y plástico que podrías tirar al cubo de reciclaje por error. Y eso es lo bonito del cine. Que lo que a unos como yo les parece bueno a otra gente sin ningún criterio les parece algo horrible.

Marlon Brando como padre biológico y Glenn Ford de adoptivo... no está mal.

            Superman fue llevado a la gran pantalla por Richard Donner en 1978. Y Christopher Reeve hace el papel de su vida, claro. El Superman que todos visualizamos cuando se habla de él (cinematográficamente hablando, insisto). Y es que no es tan difícil contratar a un actor que sepa hacer varios gestos con la cara… aunque Snyder no esté de acuerdo. Pero bueno. Esa es otra historia. Tampoco es lo mismo tener de padres a Marlon Brando y Glenn Ford… que a Rusell Crowe y Kevin Costner. Pobre.
            A lo que voy. Todos conocemos a Superman, ¿cierto? Pues la versión de 1978 es entretenidísima y cumple con nota. Y es que no es una maravilla de efectos especiales, pero tiene historia y ese algo especial. Y está bien montada, cosa importante, señor Snyder.
            Y si, que coño. He escrito este mini post del Superman del 78 porque echo de menos este tipo de películas y, sobre todo, para poner a caer de un burro a la que vi el viernes pasado. Y lo siento por uno que yo se me pero la de Lobezno… no… gracias… pero no… Si quiero tirar dinero uso los billetes para limpiarme el ojet… bueno… continúo con la peli.


¡Volando voy! ¡Volando vengo!

            Como anécdota decir que la audición con Reeve gustó mucho, pero como la de otros que fueron al casting. Les convenció cuando, al irse, se peinó y se vistió de calle. Entonces fue cuando vieron a Clark Kent. Y… ¡contratado!
            Lois Lane es la Lois Lane perfecta también. Y que decir de Lex Luthor. Aquí sale, no hay que leer su nombre en una cisterna como “homenaje” o “anticipo” de la próxima película (cuánto daño, por Dios, cuanto daño).
            Otra anécdota más que curiosa es que el primer actor que pensaron para Superman era… ¡Robert Redford! Madre mía. Con ese rubio platino y sin el ricito en la cabeza… ¡No, señor! Bueno. Siendo sinceros, otra cosa que no colaba era ver a Lois hablando con Clark Kent y luego ver a Superman y no darse cuenta que era la misma persona. Vamos a ver, ¡que no lleva las gafas de King Africa, muchacha!
            Ah. Otra de las cosas que se echa de menos en la peli nueva y que se ha convertido en un clasicazo, le duela a quien le duela, es el cambio de ropa en la cabina telefónica. ¡Mítico, coño! ¡Mítico! ¿Qué queda de mítico en este reboot de mierd…? ¡Nada, coño, nada!
            Ains. Y no sigo que me enciendo. Voy a volver a visionarme esta y voy a borrar de mi mente la basura que vi en el cine. Menos mal que la compañía es inmejorable y siempre se disfruta… y de unas buenas palomitas de caramelo, claro.

            ¡¡Felices Pesadillas!!

4 comentarios:

SpiderCulé dijo...

Si te gustara el Dragon Ball Budokai Tenkaichi hubieras disfrutado mas de los ultimos 50 minutos. Yo estaba en la sala buscando el mando de la play...

Tienes mucha razon, muchisima diria yo. Y aunque yo mismo he criticado la nueva peli, tambien tiene sus cosas buenas. Y no precisamente el montaje, aunque la primera media hora sea bueno...

Saludos!!

PD: Como dicen los que si entienden, si criticas la peli es que no te gusta Superman, y cuidadito, que para alguno puede hasta ser una falta de respeto, para el personaje y para sus fans... vaya pandilla xD

Anónimo dijo...

Esta película además tiene una buena dosis de escenas de comedia que contrasta con la "seriedad" de la nueva versión firmada por el tándem Nolan/Schnyder.

Shilmulo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Shilmulo dijo...

Completamente de acuerdo en todo, aun con su carencia de efectos especiales un solo minuto de la versión del 78 le da mil vueltas a toda la película nueva, que no solo es una mala película de Superman sino además un plagio barato de muchas películas (yo en mi blog la he puesto a caer de un burro que es lo que se merece).

Y quien le parezca ridiculo que Superman lleve unos calzoncillos rojos por fuera es que le parece ridiculo Superman, porque durante 75 años los ha llevado y el personaje es así y a quien no le guste pues ajo y agua.

Saludos.