No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 10 de abril de 2014

EL SANGUINARIO BARÓN ROJO

Entre los libros que me regalaron para reyes, creo que uno de los más llamativos fue La Era de Drácula, de Kim Newman. En este libro, se plantea qué hubiera ocurrido si Drácula hubiera cumplido sus objetivos en Londres y de hecho, da un paso más allá y hace que Drácula se haya convertido en el Rey Consorte de Inglaterra, casado con la Emperatriz Victoria. Así, con Londres convertido en el refugio de la Guardia Cárpata, y el vampirismo convertido en un factor social más, Newman nos traía una historia llena de huevos de pascua y personajes literarios en el que además de Drácula, nos encontrábamos a Jack el Destripador o el Doctor Jekyll, un libro protagonizado por uno de los detectives del mítico Club Diógenes de las obras de Sir Arthur Conan Doyle, Charles Beauregard, y una vampira reciclada de las novelas del autor para Warhammer, Genevieve Dieudonné.



Y me llevé una sorpresa al descubrir que La Era de Drácula (originalmente, Anno Dracula) era la primera parte de una saga de novelas en las que se exploraba el mito de la pervivencia del señor de los vampiros en diversas épocas. Alamut sólo ha publicado de momento la primera parte, pero resulta que en su día ya había sido una obra publicada por Timun Mas, y en eBay encontré la segunda parte, el libro que hoy nos ocupa: El Sanguinario Barón Rojo.

En el Sanguinario Barón Rojo, nos encontramos sumergidos en plena Primera Guerra Mundial. Ahora, el llamado Graf von Drácula se ha convertido en el principal consejero del Kaiser y las Potencias Centrales, mientras su chiquillo Lord Ruthven es el primer ministro de Inglaterra, y el vampirismo, un arma más en la guerra entre ellos. El Club Diógenes continúa con su lucha contra Drácula con Charles Beauregard como director de las operaciones contra el vampiro, y una especial atención en las acciones que uno de los más importantes vampiros de Alemania, Manfred von Richtofen, el aviador conocido como El Barón Rojo, está llevando a cabo en el castillo de Malinbois.

Al igual que en la anterior novela, uno de los grandes atractivos de El Sanguinario Barón Rojo consiste en ir viendo los personajes históricos o ficticios que van apareciendo. Y es que aquí nos encontramos, además de a Drácula y Ruthven, al Doctor Caligari, al Doctor Mabuse, a Goering, Winston Churchill, Lloyd George o el propio Edgar Alan Poe, vampirizados o no, para aportar su granito de arena a la historia del enfrentamiento entre la Entente y las Potencias Centrales... con más sangre y colmillos de lo que estamos acostumbrados a escucharla.