No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 2 de febrero de 2015

VENGADORES 5

Bueno, voy a quitar lo de Vengadores, que para la época de la que vamos a hablar hoy, ya habían pasado veinte años del primer número de la serie que había reunido tantos años atrás a Hulk, Thor, Iron Man, el Hombre Hormiga y la Avispa en la que había sido la primera alineación de los héroes más poderosos de la Tierra. Cuatrocientos dos números habían pasado entre el primer enfrentamiento de los Vengadores con Loki y su último enfrentamiento con... ¡vaya, con Loki! Durante cuatrocientos dos números, habíamos visto a los Vengadores en manos de Stan Lee, Jack Kirby, Don Heck, los Buscema, Roger Stern, Bob Harras, Steve Epting, George Pérez, John Byrne, y muchos otros, incluido (oh Dios mío) Terry Kavannagh. 






Corrían los años 90, Image había llegado para llevar el mundo del cómic a su práctica destrucción (esto es una opinión mía), todos los títulos del mercado parecían haberse llenado de testosterona, "actitud" y malas pulgas. Dibujos espectaculares, splash-page, detallismo, hiperrealismo, surrealismo... y uno guiones llenos de basura que no había ni por donde cogerlos. En algunos rinconcitos, la gente seguía haciendo las cosas como se debía (allí aguantaron Kurt Busiek y Mark Bagley con sus Thunderbolts), pero Marvel decidió dar una oportunidad (o más de una) a esa nueva tendencia en los cómics, y lo hizo a lo grande, ni más ni menos que cancelando Vengadores, Iron Man, Capitán América y los Cuatro Fantásticos para hacer un relanzamiento llamado "Heroes Reborn". ¿Experimento en qué sentido? Pues nunca lo sabremos. La tesis oficial es que tenía un fin desde el principio, es decir, que se había cerrado en doce meses. ¿Merecía la pena hacer eso sólo para un año? Yo creo que no, pero en fin... Las ventas, las críticas, los fans... no sé, el destino se impuso, y la atrocidad que había sido Heroes Reborn desapareció para no volver. 

¿Y qué pasó en este segundo volumen de los Vengadores? 




Pues poco bueno, salvo el poder ver a Walter Simonson deshacer en los últimos seis números lo poco que habían organizado en los seis primeros. Rob Liefeld (ROB el magnífico, amado por algunos, odiado por otros, indiferente para muy pocos) sería el encargado de dirigir esta nueva andadura, acompañado de Jim Valentino en los diálogos (Jeph Loeb más adelante intervendría también), y con los dibujos de un tal Chap Yaep en los lápices, que es como Liefeld pero peor. Heroes Reborn traería una refundación de los Vengadores en lo que luego sabríamos que era un mundo paralelo creado por Franklin Richards para proteger a los héroes que se habían sacrificado para derrotar a Onslaught. Los Vengadores surgen en este mundo como una extensión de SHIELD (el concepto, hay que reconocer que luego sería reutilizado pero bien en The Ultimates), con el Capitán América, la Bruja Escarlata, el Espadachín, un supuestamente misterioso Ojo de Halcón, La Visión y una Gata Infernal convertida en un trasunto felino de Feroz., el personaje que Liefeld había creado para X-Force. Por supuesto, Loki está metido en la fiesta, y llega para tratar de enfrentar a los Vengadores con Thor, al que los doctores Banner y Pym han encontrado congelado. Después de Loki, llegarían otros enemigos (Kang y Mantis... y poco más), y finalmente... bueno, al final volvería Loki, no dio para mucho más. 




En fin, el segundo volumen de los Vengadores dio para doce números, un laaaargo año del que, por suerte, los héroes saldrían reforzados en nuevo "evento" llamado Heroes Return, y con Kurt Busiek y George Pérez al frente del tercer volumen y una de las mejores etapas en la historia de los Vengadores.

Pero esto, lo veremos mas adelante...