No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 15 de junio de 2015

MAGO: MANIFIESTO (I)

Seis meses después de la destrucción de Horizonte, las Tradiciones continuaban sin haberse recuperado de la destrucción de su Reino del Horizonte, con la mayoría de sus Oráculos y líderes apartados de ellos por culpa de la Tormenta del Avatar, que parecía haber blindado la celosía, haciéndola un paso infranqueable so pena de ser descarnado por los fragmentos de almas afilados como cuchillas que la recorren ahora. En ese tiempo, nadie había reclamado el liderazgo de las Tradiciones, y aunque se escuchaban rumores de ataques de Amalgamas de la Tecnocracia contra alianzas tecnocráticas, los personajes seguían al frente de Chinese Red sin ningún cambio evidente, más allá de algunos cambios en sus vidas personales.

Enero había comenzado ya cuando, una noche, Balam se sorprendió a sí mismo teniendo un sueño muy extraño. En él, caminaba descalzo por las ruinas de Concordia, y llegaba al Salón de las Nueve, donde ante él se encontraban dos grandes puertas marcadas con el símbolo del Fénix y de la Esfinge. La puerta de la Esfinge se abrió para Balam, que pudo entrar a la antigua sala del consejo, dominada ahora por un gigante vestido con una túnica imperial, con bordados dorados de Fénix y Esfinges, y con el rostro oculto por la propia luz que emitían las dos estrellas que eran sus ojos. Bajo él, vestido con ropas blancas y ensangrentadas, yacía Detector, que se incorporaba confuso, con los ojos clavados en la corona partida que el gigante sostenía, con una de las mitades marcada con sus iniciales (HMD, Henry McDougall) y otra con unas más enigmáticas, MHG. Y entonces, el gigante comenzó a hablar, con voz de hombre.

-Sois Unidad, pero nosotros dividimos vuestra corona para ocultaros de las Nueve. El Oráculo nos indicó el camino. Vuestra voluntad es la salamandra, el fuego esencial, y os hemos dado una forja que calentar...

El Gigante guarda silencio, y luego habla con voz de mujer.

-La Unión no es vuestra por derecho. La forma del mundo fue una ruptura. Tras el Jardín, la espada llameante Napea cortó a Adam Qadmon en los fragmentos del Gilgul. El Metatrón sopló sobre Babel y fracturó sus lenguas para mantener a los usurpadores lejos del trono del Altísimo. Nosotros, hombres y mujeres, fuimos creados para tener apartados carne, mente y espíritu. Incluso si todos los fragmentos del Uno se reunieran, se nos negaría el Jardín, y el Reino. No somos Dios, marido. Estamos sujetos al Juicio. Y mi marido no deseoso, la otra estrella en este cara, invertiría el juicio del Altísimo. Niño mío, si tu hermano es digno, te resistirá con la vara de Hermes, y buscará consejo entre los ángeles en la recién destrozada tierra.

Y en ese momento, ambos despertaron. Confuso, Balam acudió al dormitorio de Detector, que estaba también despierto. Ambos comentaron el sueño, descubriendo algunas alusiones. La teoría de Detector era que el gigante era Heylel Teomin, y que las dos estrellas eran sus avatares gemelos, las representaciones de Giulio de Médici y Mia de Nápoles. Uno de los fragmentos de la corona llevaba sus iniciales, y quizá tenía algo que ver con los desaparecidos gemelos de Eloine y Heylel de los que Akrites había hablado en La Senda Frágil. La Espada Napea, "la que separa", era la espada que custodiaba el Edén, y Adam Qadmon, el Uno cabalístico, el Primer Hombre, la unión de las Nueve Esferas en un Uno Perfecto...

Buscando la ayuda de sus compañeros para entender el sueño, despertaron a Eyes y Myrddin, pero en el momento en que todos estaban juntos, se encontraron con una nueva sorpresa. En cuanto Myrddin entró en la cocina, los móviles de los cuatro sonaron al mismo tiempo, con un sonido extraño. Al mirarlos, vieron que en todos ellos se había instalado la misma aplicación, con el símbolo de la Esfinge que Balam había visto en las puertas de Concordia, y marcada como sphinx42. Al ejecutar la aplicación, se encontraron con un curioso vídeo que comenzaba con la siguiente frase: PRODUCCIONES ESFINGE PRESENTA: EL ESPÍRITU DEL 42"

En las imágenes, en blanco y negro, se puede ver a un grupo de personas vestidas elegantemente, saludándose los unos a los otros, mientras una voz comenta las imágenes: “El Enigma nos lleva muchas veces donde el dogma no puede, como a Tecnócratas y Tradicionalistas luchando juntos contra los seguidores del Eje. Ningún equipo desde la Primera Cábala ha sido tan inspirador entre los Despertados como la Situación Séis, a los que vemos en las imágenes saludando a grandes dignatarios Iluminados...”  En ese momento, la voz se distorsiona y la imagen es sustituida por lo que parece ser una pantalla de ordenador, con las letras brillando en color verde con el siguiente texto: “De: Alan Cordwainer, Análisis <cordwainer@domaincloaked>. A: Dirección <D@domaincloaked>. Asunto: Retiro de Situación Seis. Señor. Los activos relacionados con Situación Seis han sido retirados a excepción del Operativo Ninemen (y el Subversor “Mondial”, desaparecido, en efecto, desde 1946). La localización de Ninemen es desconocida en este momento. Otros retirados han sufrido previsibles episodios destructivos (demencia, fallos cardíacos, cáncer, episodios esquizoides...). Recomiendo mantener a estos retirados bajo vigilancia estrictamente secreta. Los años de la Guerra son un período de tiempo delicado, especialmente cuando los activos están relacionados con el tiempo de guerra. Algunas de/reconstrucciones históricas podrían terminar de forma inevitable conduciendo a estos activos a ser considerados como “héroes” o “aliados”. Operaciones sospecha la alta posibilidad de que Ninemen puede revelar datos de la Operación Iluminación a los terroristas. Adjunta envío la solicitud de recursos necesarios para retirar/readquirir este activo”. La pantalla cambia de nuevo y vemos a un hombre joven vestido con traje de los años 40 (le pueden identificar con uno de los hombres de Situación Seis que aparecían saludando a los dirigentes), que mira a cámara. Una tarjeta en su solapa le identifica como Jason Ninemen, y la situación parece una entrevista. De hecho, pronto escucharán la voz del entrevistador fuera de cámara. Entrevistador: Os llamaban Situación Seis, pero sólo cinco de vosotros estáis aquí. ¿Dónde está el Doctor Mondial? Ninemen: El Doctor está preparando el gran empujón en Bastoña (ciudad de las Ardenas donde hubo una gran batalla en la II Guerra Mundial). Los Aliados han hecho su trabajo estupendamente, pero el Doctor quiere asegurarse de que lo podemos conseguir y poner a los Hunos otro ojo negro antes de que sean aplastados por los tanques de los Yanquis....La imagen cambia de nuevo, hay un parpadeo en negro y aparece un sello que incluye la imagen de la Esfinge, con el siguiente encabezamiento “Procedimientos del Tribunal de Wewelsberg, Dachau, 13/6/46”. En las imágenes aparecen una docena de hombres y mujeres sentados en una larga mesa, entre ellos, los miembros de Situación Seis. Uno de ellos, un anciano distinguido, mira a cámara y dice “Alois Richter, y la Cábala de Fontelbrunnen (Fuente de la Tórtura), habéis sido encontrados culpables de crímenes “in imago infernalis”. Es decir, de haber realizado actos semejantes a los cometidos por los agentes del Olvido independientemente de si han entrado en alguna asociación o pacto con ellos. Habéis sido condenados a cumplir una sentencia ejemplar, muerte y Gilgul. Espero que vuestros dioses tengan piedad de vosotros. Aparece un corte final, en el que se muestra una mesa de autopsias sobre la que hay lo que parece ser un cadáver, marcado con cortes y quemaduras. Los rasgos del cuerpo han quedado deformados por algún tipo de pánico  Una voz desapasionada habla en alemán mientras un doctor enmascarado examina el cuerpo. Al fondo, apoyado en una pared, un hombre ataviado con el uniforme de las SS se limpia las uñas con un cuchillo. “Cuando se dirige a la Fuente, la energía del Campo interactúa con los sujetos que se cruzan en reinos supranormales por su propio poder y por la intercesión de los demás. Antes de fallecer, este preso lo describió como “una cortina de afiladas y brillantes cuchillas”. Aprovechado correctamente, esto podría servir como una defensa contra los enemigos ocultos del Reich”. Aparecen entonces los créditos, todos ilegibles salvo el último, en el que pone “A.Benedict: Conflictivo Agente Secreto, Jason Ninemen”. Finalmente, aparece “Grabado en San Francisco, donde el Enigma te lleva donde el dogma no puede.”

Según lo que pudieron deducir, Situación Seis había sido una cábala de magos de las Tradiciones y de la Tecnocracia que habían colaborado para luchar contra los magos aliados a los nazis, ya fueran nefandos o de cualquiera de las tradiciones, con aparente éxito. Pero lo que más les llamó la atención fue que las víctimas de las que se hablaba a causa de la Cábala de la Fuente de la Tortura, parecian haber sufrido las consecuencias de la Tormenta del Avatar. Empujados por Balam, que creía que quizá el origen de la Tormenta que cerraba el paso a la Umbra estuviera en esas imágenes, comenzaron a investigar las diferentes pistas. Efectivamente, Situación Seis había sido un grupo activo en los últimos años de la II Guerra Mundial, y se había disuelto tras los Procesos de Wewelsberg, el equivalente mágico a los Juicios de Nuremberg, en los que se había condenado al Gilgul a la Cábala de la Fuente de la Tortura, que había ocupado durante años el Nodo de Dachau. Uno de los miembros de Situación Seis, el Doctor Mondial, estaba desaparecido desde 1946, y se sabía que sólo otro de ellos, Jason Ninemen, seguí vivo, aunque en paredero desconocido, aquellos que habían enviado el mensaje lo identificaban como A.Benedict, en San Francisco.

Mientras Balam y Detector investigaban en la biblioteca y la red, Eyes acudía a trabajar, decidida a no perder su trabajo, y Myrddin comenzaba su búsqueda de A.Benedict en lo más obvio: encontró a tres Benedict; A. en las guía telefónica, uno de ellos tenía un taller, así que hacia allí se dirigió, saboteando su propio coche para que tuvieran que repararlo allí. Los chicos del taller le reconocieron de inmediato de la televisión y el reality en el que había participado, Cuando vio al tal Arnold Benedict, utilizó Cardinal para comprobar que, efectivamente, era un mago. Al parecer la suerte había estado de su parte, asi que dejó el coche en el taller y contactó con sus compañeros. Balam y Eyes acudieron a buscarle, mientras Detector trataba de conseguir de los Hijos del Éter una serie de documentales que al parecer existían sobre Situación Seis. Eyes reveló a Benedict que conocía Situación Seis, haciendo que el hombre, que antes había sido conocido como Jason Ninemen desapareciera de inmediato, mientras dos coches de los NOM hacían su aparición, habiendo detectado la magia de Myrddin. Balam, Myrddin y Eyes consiguieron escapar del taller, salvando Myrddin además la vida de los dos jóvenes ayudantes de Ninemen, antes de conseguir alcanzar el coche de Balam y huir de ellos, protagonizando una corta persecución entre los Hombres de Negro y los jugadores, que se deshicieron de uno de los coches al anular Eyes a su conductor, y luego refugiándose en un parking cercano. A través de Correspondencia, Balam consiguió contactar con Ninemen, que aceptó un encuentro con ellos en la Torre Coit, antes de ser sorprendidos por una nueva aparición de un equipo de Hombres de Negro. Myrddin volvio invisible el coche, y consiguieron salir de la emboscada con apenas un rasguño de Balam debido a un balazo. Se encontraron con Detector, y acudieron finalmente al encuentro con Ninemen, que les esperaba, bastante nervioso, en la Torre.

Ninemen había formado parte de Situación Séis, y sabía que el resto de sus compañeros estaban muertos, salvo el desaparecido Mondial. Situación Séis se había disuelto después de los Juicios de Wewelsberg, cuando se decidió repartir el legado de las investigaciones del doctor Alois Richter y su Cábala de la Fuente de las Torturas, que habían apoyado a los nazis, entre la Tecnocracia y las Tradiciones. La Tecnocracia había tomado la posesión de los llamados Documentos Negros, con los resultados de las investigaciones de Richter en Dachau, mientras que las Tradiciones se habían hecho cargo del nodo de la capilla, la Fuente de la Tortura, que se había entregado a los Eutánatos, y había sido gestionado por la Confraternidad del Eterno Goce... es decir, Voormas y la Casa Helekar. Ninemen, al igual que los personajes, había encontrado semejanzas entre los resultados de la Tormenta del Avatar y los de los experimentos de Richter en Dachau con la Fuente de las Torturas. Entregó además a los personajes, antes de desaparecer, copias de parte de los Documentos Negros que él había escondido, fotografías y análisis forenses de las victimas de Richter en Dachau, que revelaban muertes dolorosas, malformaciones, mutaciones y heridas parecidas a las producidas por la Tormenta del Avatar. La documentación y la información de Ninemen llevaba a un centro de investigación Ártico de las fuerzas militares canadienses, y que ahora al parecer formaba parte de algo llamado Proyecto Insolación, de la Tecnocracia...

PD

En CalTech, las lecturas que obtenía Sci-Fi de los instrumentos de medición gravitacional eran cada vez más confusos. Había algo ahí fuera, algo que parecía estar acercándose a la Tierra, y que sin embargo ningún telescopio podía detectar. Evidentemente, él no podía comentar con sus compañeros, ni si quiera con Kaede, sus sospechas sobre la Estrella Roja que había aparecido en la Umbra después de la Semana de las Pesadillas... Y con la Tormenta del Avatar, habían perdido cualquier posibilidad de comprobar cual era su evolución en ese mundo.

La puerta de su despacho se abrió repentinamente, y Kaede entró a toda prisa.

-Neil... hay algo en el telescopio del observatorio de Santa Cruz de Tenerife... y deberías verlo...

Sci-Fi se incorporó a toda velocidad, y corrió hacia la sala de observación, seguido de cerca por Kaede, Uno de los astrónomos estaba hablando por teléfono con los operadores del observatorio de Tenerife, y en las pantallas de CalTech estaban recibiendo información en directo, en tiempo real. Kaede se apresuró a imprimir varias copias, las dispuso en una mesa, y marcó algo con rotulador rojo.

-Esto es nuevo-dice-. Esto no estaba aquí ayer. Y se corresponde con tu perturbación gravitacional.

-Pero es una estrella-dijo él, aturdido-. Una estrella no aparece así como así, y no lo hace de golpe...

-Eso no es lo único raro, Neil-dijo Kaede-. Hemos comenzado a recibir lecturas de la zona austral. También es visible allí.

-¿Qué?-preguntó sorprendido y al borde de la crisis nerviosa Neil-. No puede ser, ¡no puede aparecer en el cielo austral y en el boreal al mismo tiempo!

-Ya, por eso todo este jaleo...-dijo Kaede-. Supongo que esta Anthelios nos va a dar algunos quebraderos de cabeza...

-¿Cómo la has llamado?-preguntó Neil, y ella se encogió de hombros.

-Está justo en el punto celeste opuesto al sol, así que... la llaman Anthelios...