No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 22 de junio de 2015

MARVEL, LA ERA DE BENDIS I: CAÍDA Y ASCENSO DE LOS VENGADORES

En estas semanas que he estado sin actualizar el blog, se me ha ocurrido empezar esta serie de artículos sobre los últimos tiempos de Marvel, y en concreto, sobre la etapa que comenzó con la llegada de Brian Michael Bendis a los Vengadores. 

Evidentemente, "la nueva Marvel" no es sólo obra de un único autor, y para hablar de sus orígenes, deberíamos ir aún más atrás, a la llegada de Joe Quesada y Jimmy Palmiotti a los Marvel Knights, y luego el ascenso de Quesada en las entrañas de la editorial en los pasos que llevarían a Bendis a ponerse al frente de Los Vengadores. 




Bendis ya llevaba algún tiempo trabajando para Marvel, aunque fuera de sus franquicias principales. Por un lado, trabajaba en la línea Ultimate, al frente de Spiderman (donde sigue todavía, en la que quizá sea la trayectoria más longeva de un guionista al frente de una colección, con permiso de Claremont y la Patrulla-X), donde había revolucionado al fandom, y también había sido el encargado de la polémica serie Alias, dentro de la línea MAX, donde utilizaba personajes secundarios y casi olvidados de la Casa de las Ideas para dar trasfondo a una ex heroina, Jessica Jones, que había sido vengadora con el nombre de Joya, y que ahora se dedicaba al mundo de los detectives. Ultimate Spiderman y Alias no podían ser más diferentes, y desde luego, el guionista parecía ser la persona adecuada para revitalizar una franquicia, la de los Vengadores, que había perdido mucho fuelle en los últimos años, a pesar de que había contado no mucho antes con una de las mejores etapas que se puedan recordar en el cómic de superhéroes, con Kurt Busiek como arquitecto principal. Y las ideas de Bendis para los Vengadores, no podían ser más controvertidas, porque de hecho, pasaban por destruir el grupo y cancelar la serie, así, tal cual. Poco después de pasar el número 500, la serie clásica Vengadores, dejaba de existir. 

En su aterrizaje, acompañado por los lápices de David Finch (dibujante espectacular donde los haya), Bendis diseñó una historia acertadamente llamada "Desunidos", de la que ya se ha hablado en otros posts, en la que los Vengadores se enfrentaban al peor día de su historia. Thor desaparecía (se enfrentaba al Ragnarok en su propia colección), Iron Man era desacreditado ante la ONU al aparecer borracho aunque no había probado el alcohol, y en una sucesión de rápidos ataques que destruian la mansión y acabarían con algunos de sus miembros (el regreso de la Sota de Corazones desde el espacio acababa con la vida del Hombre Hormiga, una enloquecida Hulka mataba a La Visión, Ultron dejaba KO a Corazón de León y la Avispa, Ojo de Halcón moría en un ataque de los Kree...), hasta que se revelaba que la artífice de todo no era otra que la Bruja Escarlata, enloquecida, y a la que sus poderes de alterar la realidad habían arrebatado la cordura. Con la ayuda del Doctor Extraño, conseguían derrotar a Wanda, que desaparecía del plano en manos de un Magneto que parecía volver a la vida para cuidar de su hija (no hacía mucho que había acabado la etapa de Morrison en X-Men, donde Magneto/Xorn había matado a Jean Grey). Pero el golpe había sido demasiado duro, y los Vengadores se disolvían.



Seis meses de tiempo Marvel después (y un mes en las librerías, lo que tardó en aparecer Nuevos Vengadores 1, de nuevo con Bendis y Finch), se ponían en marcha los acontecimientos que llevarían a la reunión de un nuevo equipo de Vengadores. Si en su primera encarnación el azar había querido que Hulk, Iron Man, Thor, el Hombre Hormiga y la Avispa se reunieran para enfrentarse a Loki; ahora el azar quería que el Capitán América, Iron Man, Spiderman, Luke Cage, Daredevil y Spiderwoman coincidieran en La Balsa, la prisión especial para supervillanos de Nueva York, durante una fuga provocada por Electro... formando parte del plan de alguien, a quien de momento no vemos, pero que formará parte de una metatrama que Bendis llevaría durante un par de años como trasfondo de sus Vengadores. Daredevil no llegaría a formar parte del equipo, pero el resto, seguirían el rastro de los huidos de la Balsa, descubriendo que el objetivo del ataque era liberar a Sauron, el clásico enemigo de la Patrulla-X, lo que les llevaría a la Tierra Salvaje y a encontrar allí a otro miembro que se uniría al equipo, ni más ni menos que Lobezno. 

En la Tierra Salvaje, los Nuevos Vengadores descubrirían una conspiración que parecía incluir a los Mutados, a SHIELD y a Yelena Belova (una especie de Viuda Negra malvada), pero sobre todo, cerrarían una nueva alineación, con una motivación clara, averiguar que pasaba en SHIELD y recuperar a los huidos de La Balsa. 

Pero los planes de Bendis para la Bruja Escarlata y su familia no había concluido en Desunidos, y la Dinastía de M, ya estaba en el horizonte...