No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 18 de febrero de 2016

DUNGEON WORLD

Si hay un género clásico y divertido en el mundo rolero es, sin duda, el mazmorreo puro y duro. Los juegos de rol llegaron a nuestras vidas con Dungeons & Dragons hace ya muchos años, y aunque desde entonces hasta ahora han llegado muchas otras ambientaciones, muchos nuevos sistemas, y podemos encontrar juegos de todo tipo y en toda suerte de ambientaciones, pero... las mazmorras son las mazmorras, y ya sea en tablero, en rol, o donde sea... pues llaman.



Si bien el original, el clásico, el insuperable en este campo siempre será Dragones y Mazmorras, los tiempos cambian, y a día de hoy, tendemos hacia un rol más... "contenido", por así decirlo. Sistemas sencillos que ponen la narrativa por encima de las tiradas de dados, donde se requiere cada vez más participación del jugador, juegos preparados para sesiones únicas más que dirigidos a las grandes campañas... Y ahora, Nosolorol, en su línea de libros "Con Barba", nos trae un juego que lleva estas nuevas tendencias a las Mazmorras, la magia y las espadas. 

Dungeon World es el juego perfecto para echarle una tarde a esto del mazmorreo. Evidentemente el sistema es mucho más sencillo que en la mayoría de juegos de este tipo, no hacen falta hojas kilométrica ni complejas operaciones matemáticas, aunque también es cierto que los personajes son mucho más arquetípicos de lo que otros juegos permiten, en este caso en pos de la jugabilidad. Aquí hay ocho tipos de personajes sacados de las aventuras más clásicas (mago, guerrero, paladín, ladrón, clérigo, druida, bardo o explorador), y en algunos momentos se puede elegir la raza del personaje, pero poco más. Y tampoco requiere un gran esfuerzo del Director de Juego, ya que el mundo se va configurando siguiendo poco a poco la inercia de la propia partida, a base de colaboración entre jugadores y narrador. El sistema de juego está adaptado de Apocalypse World, y se basa en una narración conversacional que sólo se detiene cuando alguno de los jugadores inicia un "movimiento", es decir, comienza una acción que va a provocar una tirada de dados. Se utilizan dos dados de seis caras, y se suma un bonus por característica. Sacando de 2 a 6, la acción falla; de 7 a 9 se consigue un éxito pero con algo en contra; y de 10 a 12, se ha conseguido el objetivo. Y en todo este proceso, el Director no necesita ni tocar los dados, porque todas las tiradas las definen y realizan los jugadores.

Aunque Dungeon World permite el formato campaña (y de hecho, puede ser interesante debido a la interacción entre jugadores y narrador para crear el mundo), parece un juego mucho más destinado a los one-shot, y a darnos tardes muy entretenidas explorando nuevos mundos y haciendo frente a todo tipo de criaturas....

¡Seguiremos informando!