No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 5 de julio de 2011

EL PODER DEL PERRO

           
Creo que ya he comentado alguna vez en el blog lo importante que es muchas veces el azar en el hecho de que uno, en un momento determinado, llegue a una película concreta, un cantante, o lo que es más importante, un libro. Bueno, el azar y los amigos. Ya he contado como gracias a Darthni me he terminado enganchando a Canción de Hielo y Fuego, o como mi amigo Rober y Svestrof, que pasa por aquí de vez en cuando, me lanzaron sobre la Saga de Geralt de Rivia. Pero entre que sigo con unos y con otros, con eso de que ha pasado mi cumple, han caído varios libros… y la Feria del Libro, claro. Así que toca hacer pausa en la historia del brujo cazador de monstruos y de las historias de Desembarco del Rey para echar un ojo a estos libros que han ido cayendo.
            El caso que hoy nos ocupa, El Poder del Perro, fue un regalo de dos compañeras de trabajo. Y debo decir que sorprendentemente afortunado. A ver, los que me conocéis bien, sabéis que no soy de muy amplios gustos en el terreno de la lectura. Leo mucho, pero sobre una serie de temas muy concretos, y la novela negra no ha sido nunca uno de mis géneros favoritos. Y en un comentario en la portada del libro, se dice “Después de leer a Larsson, hay que leer a Winslow”. Me resultó curioso, ya que aunque leí con afán Los hombres que no aman a las mujeres, abandoné a la mitad La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina con la sensación de que me estaban tomando el pelo. Y bueno, sinceramente, yo jamás hubiera comprado El Poder del Perro de motu propio… y por eso me arreglo tanto de que me lo hayan regalado… porque este libro es, literalmente, la puta ostia.
            El autor, Don Winslow, nos introduce en esta obra en un mundo realmente escalofriante a la par que desconocido, el de los narcotraficantes mejicanos. A través de una serie de personajes que forman un gran plantel en esta novela coral, Winslow nos ofrece media docena de puntos de vista sobre el mundo del narcotráfico en la frontera más permeable del mundo, la que separa Méjico de Estados Unidos. Y lo hace tomando como referente personajes y hechos históricos, pero ahondando en profundidad no en ellos, sino en la novela propiamente dicha, en la historia que Winslow quiere contar a través de sus personajes. Y desarrolla un elenco realmente brillante. Durante los años que transcurren en El Poder del Perro, Winslow nos lleva a un mundo oscuro pero trepidante, con una narrativa dura y directa, apoyada en el tiempo presente (que resulta extraño en el mundo de la novela, pero que funciona de forma excepcional en esta), y teje un complejo entramado sobre como uno de sus personajes, Adán Barrera, consigue hacerse con un imperio al conseguir transportar cocaína desde Colombia hasta Estados Unidos, una trama dura, con momentos auténticamente escalofriantes, y llena de giros, sorpresas y con una fuerza que quita el aliento.
            Espectaculares los personajes en torno a los que la historia se centra: Art Keller, un policía mejicano/estadounidense obsesionado con detener a las mafias de la frontera; Nora Hayden, una muchacha de San Diego que se convierte en una de las más conocidas prostitutas de lujo de los traficantes, Billy Callan, un neoyorquino de origen irlandés convertido por circunstancias de la vida en uno de los mejores asesinos del mundo; el padre Juan Parada, que recuerda poderosamente a personajes históricos de la controvertida Teología de la Liberación; y sobre todo, el ya comentado Adán Barrera, el villano que consigue llegar al corazón del lector a través del maravilloso juego de grises en que Winslow desarrolla su novela.
            Así que, imprescindible para los aficionados a la Novela Negra, y muy recomendable incluso para aquellos que no lo sean, una novela que es imposible que decepcione a nadie.

2 comentarios:

El Espiritu de las Navidades Pasadas dijo...

Si te ha gustado este, verás cuando leas "Muerte y vida de Bobby Z". Y es que Winslow es uno de los mejores autores actuales de novela negra. Ya puestos a ejercer de librero, si te ha gustado Winslow, trata de leerte algo de John Connolly y su serie del detective Charlie Parker. El único novelista que ha logrado, literalmente, ponerme los huevos por corbata con alguna de sus escenas. Por cierto, Coincido contigo en lo de la tomadura de pelo del sobrevalorado hasta la nausea Larsson (y eso que me fumé los tres tomos, por eso de no dejar algo a medias, cosa que me jode bastante).

Tomás Sendarrubias dijo...

VI el de "Muerte y Vida de Bobby Z" anunciado en la contraportada de este, y claro... me entraron ganas de ir corriendo a por él. Pero de momento, pasa al listado de libros teóricos para leer... que en la lista de libros prácticos (es decir, en los que físicamente están en mi casa en un montón apilados para que vaya cogiendo), tengo como... ¿catorce? Sin incluir los que no tengo físicamente, como los de Geralt de Rivia que me los van dejando, o Festín de Cuervos, que me lo tengo que comprar todavía... Aixx, si es que no hay más tiempo...