No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

viernes, 23 de noviembre de 2012

LOS VIERNES DE MARCO: BATMAN DE TIM BURTON


Dime, chico. ¿Has bailado con el demonio a la luz de la luna?



            No es una pregunta con respuesta. Es la frase estrella de la primera película en superar los 100 millones de dólares en 10 días de exhibición (lo siento, Vengadores, con este récord no os quedáis). La película donde el nombre del actor que hace de villano sale antes en los créditos que la del propio protagonista (“Entrevista con el Vampiro” (Neil Jordan, 1994) es otra de ellas). La película donde Jack Nicholson ganó una millonada solo por pedir porcentaje de taquilla al no poder pagar su sueldo. En definitiva, es “Batman” de Tim Burton.
            Y es que, tras verla en tres partes entre cena pizzera y cena pizzera, al fin pude disfrutarla en BluRay. Y, como buena peli ochentera, me encanta. Imprescindible.
            ¿Y qué tiene este Batman de Tim Burton que la hace imprescindible? ¡Estilo! ¡Mucho estilo! Porque si algo no se puede negar es el innegociable estilo propio del maestro Burton (Tim, no Richard). Mucho tiempo pasó desde Superman (Richard Donner, 1978) hasta este Batman (1989), pero es que… ¿quién podría dirigir una película decente (la de los 60 no la cuento, he dicho decente) de nuestro murciélago favorito? ¿Scorsese? ¿Coppola? ¿Howard? (Noooooo) ¿Donner otra vez? ¿Lynch?
            La verdad es que la opción Lynch, y sobre todo tras ver Dune y conocer al genial cineasta de Mulholland Drive, es más que atractiva. El universo Batman puede llegar a ser bastante onírico, y si alguien se mueve como pez en el agua es Lynch. Pero dejemos atrás esas hipótesis tan geniales que tengo y centrémonos en Tim Burton. Porque, tras crear algo como Beetlejuice (1987), era el único que parecía capaz de llevar una fantasía como Batman a la gran pantalla sin darse el patinazo y partirse la crisma. Y eso que la productora le cortó bastante las alas. Porque si algo veo claro es que “Batman Vuelve” (Tim Burton, 1992) es más “burtoniana” que la “Batman” que nos ocupa.




            Los actores cumplen. Y digo cumplen porque, aunque Nicholson lo borda, el señor Keaton (¿sabíais que el verdadero nombre de Michael Keaton es… Michael Douglas?) pega de Batman tanto como Paz Padilla de Vicky Vale. Gracias a Dios (Odín, por supuesto... que hay que empatizar con el jefe), “Genio y Figura” aun no estaba en antena y el papel fue para la despampanante Kim Basinger, que ya era todo un mito erótico tras protagonizar “9 semanas y media” (Adrian Lyne, 1986) junto a Mickey Rourke. Gran elección la de la Basinger (lo siento Paz, siempre te quedará el “Sálvame” de los viernes). Sean Young era otra de las opciones. Al igual que para el papel de Catwoman, pero esa es otra historia…
            Volviendo a Nicholson, pidió apoderarse totalmente de su papel. Y vaya que si lo hizo. Aunque para mi no está al nivel de Ledger. De hecho, no llegó a digerir bien que el bueno de Heath Ledger no le pidiese consejo para interpretar a su Joker. No deja de ser normal. El Joker de Ledger en “The Dark Knight” (Christopher Nolan, 2008) es un psicópata total y absoluto. El Joker de Nicholson es más mafioso. Mafioso simpaticote con algún brote psicótico. Más del estilo “Dick Tracy” (Warren Beatty, 1990), aunque esta sea posterior.
            En cuanto a Batman… pues soso, soso, soseras. Michael Keaton estará muy bien como Bitelchús, pero como Bruce Wayne chirría y como Batman directamente se estrella. Pero bueno, queda tan casposo que hasta le coges cariño. Y, como es el Batman de mi infancia-adolescencia, pues le perdono todo lo malo y me quedo con lo bueno, que es… que es… ¡mira, un coche azul!
            Hay muchos rumores y leyendas urbanas en torno a esta película. Uno que corre es que Adam West (el Batman de la serie de los 60) iba a hacer un pequeño papel en esta película. Para ser exactos, el de Thomas Wayne, padre de Batman. Pero lo rechazó. ¡Quería ser Batman o nadie! Evidentemente, le tocó interpretar a nadie. Una gran actuación, si señor. Quien si que hace un cameo es Bob Kane, uno de los creadores del murciélago, enseñando un dibujo a Knox (el periodista plomazo que acompaña a Vale) de un murciélago con ropa donde reza: “¿Ha visto usted a este hombre?”. Firmado por él mismo, ¿eh? Que el señor parece que no necesita abuela.


           
            La película ha envejecido bien. Al menos en mi humilde opinión. Solo la escena del principio con la sombra esa de Batman que parece hecha con un telesketch y la que parecía que estaban alumbrando la Catedral de Gotham con linternas se quedan en fuera de juego. Que si, que luego hay algunas en las que el “fondo azul” canta por soleares, pero ese es uno de los mil encantos que tienen las pelis ochenteras y que tanto nos gustan, ¿verdad?
            No quiero terminar sin nombrar Gotham City. Porque si algo hizo muy suyo el amigo Burton fue Gotham, precisamente. Y, repito, siempre bajo la supervisión de la productora, ya que estos no querían una ciudad demasiado “gótica” ni “oscura”. Gran trabajo de escenario, como siempre en el amigo Tim. Y, como siempre también, Danny Elfman vuelve a hacer un trabajo musical sobresaliente. Y es que la BSO de “Batman” es de muchísimos kilates. Ya se asocia al hombre murciélago con escuchar unas cuantas notas.
            En definitiva, gran película y clásico casi instantáneo desde su estreno allá por finales de los 90. Y si alguien os pregunta si habéis bailado con el demonio a la luz de la luna, no contestéis… ¡salid por patas!



            Y aquí termina la reseña de “Batman”, que a muchos nos trae buenos recuerdos y mucha mucha morriña. ¡Felices Pesadillas!

5 comentarios:

Miguel Angel Cabrera dijo...

Tio, fue la primera pelicula que vi en el cine. Tenía 4 añitos de nada. Le guardo un cariño tan especial que a ella le achaco la enfermedad comun que padecemos ( el "frikismo" Of Course)

Tenemos una cuenta pendiente en Expocomic! ;)

Tomás Sendarrubias dijo...

Batman fue la primera película en la que, en lugar de llevarme mis padres al cine a verla, les llevé yo a ellos. Yo gastaba ya 11 añitos y estaba enfrikecido, pero fue un potenciador muy importante. Ese momento del Batwing contra la Luna... wow.

¡¡¡Muchas gracias, Marco!!

Shilmulo dijo...

Es mi película favorita de Batman, y obviamente la mejor. Jack Nicholson esta insuperable y el Gotham que crean es perfecto, son las dos mejores cualidades de la película.

Saludos y mis felicitaciones por esta fantastica primera entrada.

Oneyros dijo...

En primer lugar, me siento abuelo de Marco en el ámbito Bloguero por lo que me enorgullece este articulo.
Entrando ya en materia, tras un revisionado de las peliculas debo sacar dos conclusiones muy positivas:
1. Prince mola mucho
2. Gracias Tim Burton, por dar pie a la serie de Paul Dini y Bruce Timm

:D

Lupita Belmonte dijo...

Batman del año 1989 de Tim Burton me parece es una de las mejores adaptaciones de los famosos comics, considero que es una de las películas que mejor presenta a este conocido personaje, es una película que de una manera impresinante recrea la fantástica Ciudad Gótica, vale mucho la pena verla es totalmente recomendable.