No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

viernes, 15 de febrero de 2013

LOS VIERNES DE MARCO: MUZZY


I’M MUZZY… BIIIIIG MUZZY



            ¿Os acordáis de este bichejo verde que nos enseñaba inglés con toda su troupe? Pues el post de hoy se lo quiero dedicar a ese programa que veíamos (si, no lo neguéis) todos esas tardes cuando éramos pequeños y que nos hacía creer que de mayores hablaríamos un inglés tan fluido como el castellano de Michael Robinson. Nada más lejos de la realidad ya que, a día de hoy, nuestro fluido inglés es tan fluido como el castellano de Johan Cruyff…
            Y es que allá por 1987 este extraterrestre se dejó caer por la Tierra, y su único objetivo era volver a casa. Y fue a caer al Reino Unido, porque ya sabía de antemano que en España no haría carrera. Allí conoce a un tan Bob, un ratoncito que está prisionero y le ayuda a escapar. Como no sabe el idioma, Bob le va enseñando poco a poco. Y ahí entramos nosotros en acción, con la salvedad de que el muñeco verde venido del espacio exterior se lo aprende mejor que nosotros. Cosas de la LOGSE.



            Durante los capítulos, salían unos personajes de carne y hueso. Una muchachita de la que no me acuerdo el nombre, Charlie y Mister Smith. Charlie era el típico americano y Mister Smith el típico inglés, mientras que la muchacha era la típica calientabraguetas que tenía loquitos a los dos idiotas esos. De vez en cuando abría el libro de MUZZY y le daba a la historia del extraterrestre y el resto de personajes. Algo que nosotros esperábamos ansiosos, ya que las historias de estos tres retrasados no nos interesaba lo más mínimo. Pero había que rellenar metraje… como en The Walking Dead (que me encanta, pero a veces… ¡tela!).
            Ya dentro del libro, los protagonistas venían a ser los ya mencionados Muzzy y Bob. Luego estaba Silvia, que era una princesa-ratona y de la que Bob (que era el jardinero) está locamente enamorado. Ni que decir tiene que acaban juntos. También están los padres de esta, cuyos nombres son “The King” y “The Queen”. Original donde los haya, ¿eh? Y, por último, tenemos a Covax, que era un lagarto malo malísimo y, por tanto, mi favorito. Estaba enamorado también de Silvia, pero la otra pasaba de él olímpicamente. Por cierto, “The King” era una león… pero “The Queen”… es como Don Pimpón… no sabría deciros realmente que era…



            No tengo que olvidar a Norman. Que era un muñecote que estaba fuera de la trama pero que nos enseñaba cosas aparte. Los días de la semana, números, etc… ¡un plomazo de tío, vamos! Y tenía una amiguita que no recuerdo como se llamaba, pero que era tan cansina o más que él.
            A recordar: Cuando “The King” se mete en un ordenador porque le da un calambrazo con el cable de este (creo que este capítulo lo escribió David Lynch)… Ese mismo ordenador multiplicando a Silvia (salen miles de ellas de carne y hueso) en lugar de crearla en hologramas (en el que se dice que se basó Nolan para “El Truco Final”)… y cuando acabó… con todo el reparto diciendo “Good Bye!” y con Charlie y Mister Smith desapareciendo (¡¡Bieeeeeen!!).
            Así fueron nuestros primeros pasos con estos del inglés. Algunos nos hemos quedado estancados, así que ya se lo que toca… echarle un ojo a las aventuras del peludo extraterrestre verde.
            ¡¡Felices Pesadillas!!

4 comentarios:

Tomás Sendarrubias dijo...

Recuerdo los dibujos de Muzzy, me parecían divertidísimos, y además, conseguían darme la impresión de que podría defenderme hablando inglés como el propio Shakespeare. Total, ya sabía decir lo más importante... I´m Tomás. Big Hamburguer.

Con eso, la supervivencia estaba asegurada.

Natán dijo...

Yo me tragaba estos dibujos como todos aunque no entendía nada, tenían algo que fascinaba a los niños.
Ahora, lo de aprender inglés, conmigo no funcionó nada bien, vistos los resultados.

Mavado dijo...

Charlie loves Hamburguer... Biiiig hamburguer... Otro momento miiiiiitico. :-D

Shilmulo dijo...

La verdad es que eran unos dibujos divertidos, pero que yo sepa nadie consiguio aprender inglés con ellos aunque todos teniamos la esperanza de hacerlo.

Saludos.