No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 16 de abril de 2013

BATMAN Y EL TRIBUNAL DE LOS BÚHOS





Con el número 12 de Batman USA, publicado este mes en España, hemos llegado finalmente a la conclusión de los dos primeros arcos del dueto formado por Scott Snyder y Greg Capullo, El Tribunal de los Búhos y su continuación, La Noche de los Búhos, que se ha convertido en el primer (y temprano) crossover de la franquicia del Murciélago en esta singladura iniciada con el reboot de las colecciones del nuDC. Snyder y Capullo cogían el relevo de una de las etapas más llamativas de Batman, la desarrollada por el escocés Grant Morrison, y lo cierto es que lo hicieron empezando la carrera con el pie bueno.




                Personalmente, le tenía perdida la pista a Capullo desde que participara hace muchos años en X-Force, en los tiempos de Nicieza y después de que Liefeld dejara la serie para irse a reformar el mundo del cómic con Image, así que fue una sorpresa saber que se iba a ocupar de una de las series “top” de DC, ni más ni menos que Batman. Los años en el universo Spawn le han dado cierta oscuridad en el trazo de la que antes carecía, pero sin perder un dibujo casi preciosista, lo que le convierte en un dibujante extraordinario para una serie de luces y sombras como es Batman. Y bueno, Scott Snyder desplegó toda la artillería en cuanto empezó. Y no lo hizo recurriendo a los villanos clásicos de Batman, sino acudiendo a una nueva creación que a través de un ejercicio de retrocontinuidad ha conseguido imbricar en lo más profundo de la historia de Batman, una amenaza de lo más ominoso que lleva siglos escondida en lo más profundo de Gotham: el Tribunal de los Búhos. Durante la primera parte de esta historia, vemos que Batman descubre (o redescubre, ya que se trataba de un mito en la ciudad que contaba incluso con sus propias rimas) la existencia del Tribunal de los Búhos, a través de uno de sus asesinos, los llamados “Garras”, que trata de acabar con la vida de Bruce Wayne.
                Así, de la mano de Batman, descubrimos que el Tribunal de los Búhos está formado por ciudadanos de Gotham que manejan la ciudad desde las sombras, utilizando a los poderosos como títeres y enviado a su asesino personal, la Garra, para acabar con aquellos que puedan desafiarles. Además, estas Garras parecen difíciles de matar, y es que los Búhos parecen haber desarrollado un sistema para revivir a sus seguidores a través de la química y el frío (lo que sirve además para traer al nuDC a uno de los clásicos enemigos de Batman, Míster Frío). La presencia del Tribunal de los Búhos en la ciudad desestabiliza a Batman, que se obsesiona con descubrir los antiguos secretos de estos, lo que lleva a uno de los números más geniales de la serie (con Batman perdido durante días en un laberinto bajo Gotham) y al ataque de los Búhos, decididos finalmente a salir a la luz, lo que tiene lugar en La Noche de los Búhos.




                En esta segunda parte de la historia de los Búhos, el Tribunal lanza a todas las Garras que ha tenido a lo largo de la historia sobre la ciudad para acabar con las vidas de diversos personajes influyentes: el comisario Gordon, el Pingüino, el Doctor Arkham, y muchos otros, lo que obliga a Batman a reunir a todos sus aliados para hacerles frente. Así, en España, ECC decidió publicar dentro de la colección Batman los números de Batgirl, Nightwing, Capucha Roja y los Forajidos, Batman y Robin, o Detective Comics relacionados con este ataque masivo… y aquí es donde, la verdad, la trama pierde bastante de su gracia, cayendo una historia compleja y llena de paranoia en un simple enfrentamiento entre las Garras y la Batfamilia, con mayor o menor gracia dependiendo de guionistas y dibujantes, pero con poco más que aportar a nivel crossover, salvo por, quizá , los números de Nightwing, ya que en el Tribunal de los Búhos habíamos podido ver que el Circo Haly era un lugar de entrenamiento para las Garras, y Dick Grayson, estaba destinado a ser la Garra de esta generación. Al final, La Noche de los Búhos ha acabado bastante por debajo de donde empezó, trayendo de vuelta a un personaje de la familia de Bruce Wayne que llevaba años y continuidades desaparecido, y que pese a que quizá los autores añadieron para dar más intriga a la saga con una “revelación sorprendente”, lo cierto es que le quita parte de la gracia a la historia, acabando con el anonimato del Tribunal y lo siniestro de sus motivos para convertir la saga en una pataleta de envidia.
                En fin, Snyder y Capullo han demostrado en los primeros números de Batman que lo saben hacer bien… ¡esperemos que se acuerden de ello… y que les dejen hacerlo! De momento, parece que tenemos ya el siguiente crossover encima, La Muerte de la Familia… así que muy claro, no lo tengo…

1 comentario:

WarrioR dijo...

Esto si llega a mi país jeje, y esta excelente, aca vamos en el número 10.