No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

viernes, 5 de abril de 2013

LOS VIERNES DE MARCO: LEGEND


La inocencia al servicio del mal

Cartel italiano de la película.


            Pues hoy os quería recordar una película que fue muy criticada en su día y que a día de hoy… sigue siendo muy criticada. Y esa película es Legend, de Ridley Scott. Vamos a dejar claro que a mí me encanta y… si… soy un caso perdido. ¿Y qué es lo que le falla a Legend? Está claro que su puesta en escena no es. Y menos en la dirección. Aparte de contar con la estrella emergente del momento. Mucho dicen que es su guión. Que es muy simple. Podría ser… pero “Star Wars” es más simple que el mecanismo de un chupete y ahí está.
            A mí me gusta lo que transmite. Un cuento con la lucha infinita entre el bien y el mal. Todo muy clásico. Un héroe, unicornios, hadas, una princesa… ¡y un demonio! Y lo siento, pero con esos pocos ingredientes a mí se me gana. Y creo que todo está muy bien llevado, pero que peca de infantil… ¡si a eso le podemos llamar pecar! ¿Qué no salen tetas ni sangre? ¡Lo sé! ¡Ni falta que hace, por Dios! Si quiero ver eso me pongo Piraña 3D y listo (gran película, por cierto).


Sí. Es Tim Curry, lo juro.

            Corría el año 1985 y llegaba la nueva película de Ridley Scott. Casi nada, del creador de Alien y Blade Runner. Y el protagonista era ese jovencito que ya empezaba a destacar en alguna que otra película… un tal Tom Cruise. No sé si le conoceréis, pero os informo: es el protagonista de Top Gun, Entrevista con el Vampiro y Misión Imposible. ¿Qué no os suena? Bueno, también hizo una película llamada Cocktail… ¡aaaah! ¡Ya os va sonando, ¿verdad?! El caso es que todo apuntaba bien… pero se estampó. Tanto crítica como público rechazaron la película… Eso si, Darkness es… ¡brutal! Y es que bajo todo ese maquillaje de demonio se encuentra Tim Curry, aunque parezca mentira. Creo que es el diablo perfecto soñado por todos. Gustó mucho. Y no me extraña.
            La película es la típica película de aventuras con la continua lucha entre el bien y el mal. El señor Cruise es el elegido por un enano con un arco (si, como si fuese alguien, en España fijo que triunfa) para salvar al mundo. Previamente, la princesa (que es medio novieta de Tom) ya metió la pata y, por su culpa, mataron a uno de los unicornios. Unos unicornios que eran la hostia. Un par de caballos blancos con un cuerno pegado que cantan opereta sin cortarse un pelo. Luego se adentra en la aventura y conoceremos a Gump, Blix (que todas las frases las hace con rimas), Screwball, Brow Tom y Oona (un hada con tan mala leche como dulzura). También llegará el turno de Meg Mucklebones, que está brutalmente caracterizada. Eso sí, la interpreta un hombre (Robert Picardo). Y es curioso, ya que a Blix, que es un orco macho, lo interpreta una mujer (Alice Playten).

Los protagonistas de Legend están esperando a la Infanta con los brazos abiertos.

            La película salió hace relativamente poco en BluRay. Y viene otra versión que hace cambiar la historia (y el final) de una forma radical. No se que tendrá el señor Scott con eso de hacer mil versiones de sus películas, pero el tio ya cansa. Excelentemente dirigida, quizás se le achaque su falta de originalidad y su guión. Pero insisto, no deja de ser un cuento más. Y un cuento ochentero, como a nosotros nos gustan, ¿verdad? Y es una pena, porque he oído de Legend que es mala, pero es que incluso de que es fea. Y si en algo destaca Legend es en sus decorados y su calidad escénica. Lo siento, pero por ahí sí que no paso.
            En resumen, una película para disfrutar sin más pretensiones que ya se ha convertido en obra de culto. Aparte de entrar también en la lista de películas malditas ya que los decorados quedaron reducidos a cenizas a mitad de rodaje. Contar a modo de anécdota que la película tiene dos BSO. Una de Jerry Goldsmith (la de toda la vida de Dios) que es directamente brutal. Y otra de Tangarine Dream, que no he escuchado y de la que no puedo opinar. Al parecer esta última es la BSO en USA, mientras que la de Goldsmith es en Europa.
            A recordar de esta pequeña joya de Scott: Darkness, increíble. Meg está genial también. Los bellísimos decorados. Y el muy inquietante baile entre la princesa Lili y su “yo” malvado… ¡la inocencia al servicio del mal!
            ¡¡Felices Pesadillas!!

6 comentarios:

Natán dijo...

Pues no eres ningún bicho raro, que a mi también me encanta esta película. Y no es cosa de la nostalgia, que la he vuelto a ver ya mayorcito y me sigue gustando.
Supongo que la gente estaría esperando un Blade Runner con unicornios y claro, se decepcionaron...

Mavado dijo...

El Blade Runner con unicornios llegó en el 86 o así... Y ya fueron ganas de liar la cosa.

Me alegro de que te guste y no ser un bicho raro...

Tomás Sendarrubias dijo...

A mí no me entusiasmó cuando la vi, me gustó poco... ¡pero estoy dispuesto a volver a verla!

Shilmulo dijo...

He de reconocer que nunca jamas habia oido hablar de esta película. Pero por lo que cuentas tiene pinta de que me va a gustar. Así que me la apunto para verla.

Saludos.

Alan Diez dijo...

Umm .... Cambian el final en la nueva versión que han sacado? De qué manera?

Mavado dijo...

Pues el "Happy End" no es tan happy... Aunque si esperas la muerte de Cruise o Sara, tampoco es así. Simplemente no acaban juntitos de la mano. Ella se va por su lado a su castillo y el se queda en el bosque. Ella le da el anillo que recuperó pero solo para que "la recuerde". Y el Cruise se queda solo. En teoría, también deja entrever que Jack (Cruise) es inmortal... Como Darkness.