No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

viernes, 12 de abril de 2013

LOS VIERNES DE MARCO: CARMAGGEDON!


Hang on to yer helmet!


Max Damage nos da la bienvenida...

            Corría el año 1997 y aparecía en escena “Carmageddon”. Y la cosa empezó a cambiar. No en cuanto a juegos violentos, no, para entonces ya existía Mortal Kombat. Cambió un poco la mentalidad. Y, aunque el juego se nos vendió por su extrema violencia (que la tiene y le vino de perlas), nadie reparó en darse cuenta en que estábamos ante un Arcade de conducción brutal. Parecía que Carmageddon iba a caer preso de su polémica, pero no fue así… ¡tres partes más lo acreditan! Y es que el juego es bueno se mire por donde se mire. Las físicas son increíbles y está tan conseguidas, que ya las quisieran para si muchos que van fardando de “simulador”.


Y esto es lo que pasa cuando le dejas el coche a tu hermana...
            Los gráficos son los normalitos de la época, si bien con aceleradoras 3D se veían mucho mejor, claro. Y luego estaban los sonidos. Gritos, derrapes, choques y mucha mucha gente gritando. Y lo mejor de todo, el bueno de Max hablando según hacíamos cosas (su “son of a bitch” es mítico). Porque ese chico tan majo que tenemos en la parte superior izquierda es Max Damage. Podías elegir entre Max y Die Anna (muy original, si), pero la elección era indiferente. El juego consistía en ir pasando pantallas. Y podías terminarlas de varias formas. La primera era terminando la carrera, es decir, pasando por todos los checkpoint. La segunda era destrozando todos los coches de la carrera. Y la tercera, y más heavy, era atropellando a todos los peatones. Ni que decir tiene que una me la acabé así. Después vinieron unos añitos en el Arkham Asylum de los que guardo grandes recuerdos…
            Ni que decir tiene que se lio parda a la salida del juego. En varios países no se vendió directamente y en otros, como Alemania, los peatones eran… zombies. Sí. Ya me dirás tú que han hecho los pobres. Podían haber puesto nazis, por ejemplo. Pero no. Matar a los zombies siempre mola más. No me extraña que luego se ensañen con nosotros. Aquí en España salió a la venta (nunca se tradujo, todo sea dicho, aunque Carmageddon 2 si) y la primera en poner el grito en el cielo fue María Teresa Campos. Si no quiere dejar a Terelu que juegue allá ella, pero yo he quemado horas y horas (me lo pasé) y sigo siendo tan normal y… disculpadme un momento… el gato intenta decirme algo, pero como no se latín no le entiendo. En seguida vuelvo…Aunque… ¡que coño! Si yo no tengo gato.


Malena Gracia hace un cameo en el juego...

            Una de las cosas que tenía el juego es que era muy adictivo. Podías pasarte horas y horas jugando, que siempre querías más. Y no es para menos. Es un juego de conducción arcade casi perfecto. Además de tener los barriles con montones de opciones cuando los hacías explotar. Por ejemplo, podías cambiar la gravedad a la de la Luna o Júpiter. Disparabas un rayo que achicharraba a la gente. O unos muelles que destrozaban los otros coches… o cuando el coche se ponía a dar botes. La verdad es que era entretenimiento puro y duro.
            Después salió “Carmageddon 2 : Carpocalypse Now” (titulazo). Mejoraba a Carmageddon en lo técnico pero se había perdido ese… ese algo. Ese algo que nunca se explicar y que este juego tiene. Pese a su violencia (¿es qué nadie sabe sacarle el tono paródico a nada? ¡algún día hablaré de Starship Troopers!), tiene ese algo. Y es que quizás fue el camino por el que se vendió el juego, sus excesos… pero como dijo Verhoeven en la brutal escena de mutilación en Robocop a los productores: “vamos a meterle más tiros y más violencia, llegará un momento en el que a la gente le entrará la risa”. Pues con Carmageddon quizás no te rías, pero un buen rato anti-estrés ya te digo que pasas.
            Y poco más que decir. Solo que ha salido para móviles y se llama “Carmageddon Reincarnation” y es exacto al original. No os lo podéis perder… y ya os voy dejando que me vuelve a llamar el gato. ¡Aaaaaave!
            ¡¡Felices Pesadillas!!


3 comentarios:

Tomás Sendarrubias dijo...

Yo no he jugado a esto en mi vida... pero como eso de ser crucificado por la Campos une... arriba Carmaggedon. Un gran post, como siempre..

Shilmulo dijo...

Al Carmaggedon le vino genial toda la polemica de que si era demasiado violento. Mis amigos y yo lo descubrimos por eso, y como buenos preadolescentes de la epoca fue oir que no era recomendable para menores y nos falto tiempo para pillarlo. Y que suerte que lo hicimos porque anda que no nos dio horas de diversión.

Una entrada genial.

Saludos.

Yota dijo...


Que pasote de juego. Menos mal que pude jugarlo en PC y no en esa versión meirder para flanders que sacaron en PSX