No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 6 de mayo de 2014

SCARLET

Con un nuevo cumpleaños ya encima y los primeros regalos ya apareciendo (ya irán saliendo por aquí también antes o después), continúan apareciendo regalos del anterior, o al menos, uno, y es que Oneyros apareció el otro día con un regalo/deuda: Scarlet, el tomo que nos ocupa hoy. Y eso que entiendo que regalarme cómics es una decisión difícil, que ya hay mucho en casa de las dos grandes, y soy un poco especialito a la hora de acercarme a los cómics que no se mueven dentro del universo Marvel o DC. Y Manga ni hablar, claro. 



Así que Moi se lanzó a la piscina asegurándose un escritor del que soy seguidor en sus aventuras superheróicas, Brian Michael Bendis, aunque en un trabajo alejado de las franquicias en las que se mueve, más conocidas, como Vengadores o X-Men. Se trata de Scarlet, publicado en España en formato tomo por Panini, y que reune los cinco primeros números de lo que tiene pinta de ser una serie regular o al menos limited más larga, en la que Bendis trabaja con uno de sus dibujantes fetiche (y tiene muchos), el dibujante búlgaro Alex Maleev. Bendis y Maleev han creado al personaje de Scarlet fuera del ámbito heróico, y dentro del sello Icon, donde los autores son más libres a la hora de tratar a los personajes que crean, y los géneros en los que se mueven.



Salvando muchas distancias, podríamos ver a Scarlet como un trasunto contemporáneo de V de Vendetta; con una chica pelirroja cumpliendo el papel de conciencia del gran pueblo y actuando de forma expeditiva contra los representantes del poder y la corrupción. Como todos conocemos a Bendis y su ritmo de escritura, os podéis imaginar que en los cinco primeros números, apenas consigue hacer una presentación del personaje, contándonos en una serie de viñetas muy prácticas la historia de Scarlet hasta que un policía corrupto hace que su vida cambie para siempre, y tome la decisión de hacerle pagar a la policía lo que han hecho. Esa es la lucha de Scarlet, una lucha contra la policía corrupta, en la que está dispuesta a dejarse la vida. 



La verdad es que el tomo no da para mucho más, insisto en que es una introducción, muy buena, pero se queda en introducción de una historia que puede ser muy grande, con Bendis al volante (sin duda el mejo dialoguista del comic actual), y un Maleev que cumple con creces en este tipo de relatos). 

¡Muchas gracias a Oneyros!