No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

viernes, 9 de agosto de 2013

LOS VIERNES DE MARCO: HERO QUEST

Tú el bárbaro, tú el enano, el elfo, el mago…


La caja de Hero Quest.

            Sí. Cierto. Es la canción de Dragones y Mazmorras y no tiene nada que ver. Pero como aquí también hay bárbaros y magos, pensé que venía a cuento. Y tras esta tontería, os presento uno de esos juegos que no tienen fecha de caducidad. Me explico. Que si, que han sacado juegos mejores con la misma temática y tal. ¡Faltaría más! ¡No los van a hacer peores! Pero a lo que me refiero es que es tan jugable como el primer día. Como el Misterio, más o menos. Resumiendo, que hoy os traigo el Hero Quest.


Una de las misiones del juego al completo.


            Hero Quest es un juego de mazmorras del año 1989. Fue creado por Stephen Baker y comercializado por Games Workshop. El juego traía un libro de mazmorras, con lo cual cada partida nos metía en una aventura distinta. Cada jugador manejaba un personaje (bárbaro, mago, elfo o enano) y necesitaba de un “master” para guiar la partida. Al principio de la partida, el tablero está vacío, pero según avanzan los jugadores por los pasillos y habitaciones, el master va llenando los cuadrados con distintas cosas. Muebles, tesoros, trampas… o enemigos. Aunque no es un juego de rol en si, toma bastantes cosas de ellos. Como los parámetros de ataque/defensa o el director de juego, por ejemplo. Y el meterte en un “dungeon”, por supuesto…
            Cada misión tiene un fin (como es lógico) y hasta que no se llegue a ese fin o los jugadores mueran, no termina la partida. Se pueden hacer consecutivas ya que el oro que ganas te sirve para, entre mazmorra y mazmorra, comprar objetos útiles. El master será el encargado de mover a los “monstruos” (nos podemos encontrar desde Trolls hasta momias… ¡y el famoso Monstruo Errante!). Durante un combate entre personaje y monstruo se tirarán unos dados de ataque y defensa. Si consigues golpear a tu rival, esté se restará puntos de ataque. Así hasta que muera… o mueras, claro.


El Libro de Misiones.

            MB fue la encargada de distribuir el juego en España. Hay que comentar que con un par de fallos en las fichas, ya que al elfo se le llama “Enano” y al enano se le llama “Troll”. Por lo demás, la edición estaba muy bien, con sus muebles y figuritas (que aún conservo… bueno, los muebles no). El otro día, Tomás y yo jugamos una partida y resultó de lo más entretenida. También tengo pululando por allí un par de expansiones, ya que el juego tenía este tipo de cosas antes de que Los Sims se lucraran con ello a base de bien.
            Y poco más que decir del juego. Lo mejor sería desempolvarlo y volver a jugar una partida con los amigos para recordar esos tiempos en los que nos poníamos en la piel de un Héroe en busca de gloria y tesoros. ¿Hace una partidita?

            ¡¡Felices Pesadillas!!

3 comentarios:

SpiderCulé dijo...

Hostia!! El otro dia saque el mio!! Estuve hablando con mi hermana de cuando jugabamos. Yo conservo la mayoria de las figuras tambien. Y los muebles casi todos. Expansion tengo una solo. Desconocia que hubiera dos... interesante.

Que buena entrada!

Tomás Sendarrubias dijo...

¡¡Juegazo!! ¡Que bien nos lo pasamos! Y pensar que yo adapté cuando era un crío las Crónicas de la Dragonlance a partidas de Hero Quest... que friki he sido siempre. ¡¡¡Muchas gracias, Marco!!!

Anónimo dijo...

Ay q recuerdos me trae leer estos viernes de Marco... cuando a mi Marco me contaba cosas de juegos antidiluvianos, de Elvira, de juegos de spectrum y cosas de los 80 y de muchas cosas mas alla por finales del 2002 y principios del 2003. Ay marquito andeandaras q no se nada de ti desde hace años!!!! Anda escribeme o algo q nos echamos un parlao!!! Desaparecido! !!!

David

Pd: si alguien le ve que le de el recado jeje