No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 27 de enero de 2014

DUNGEON!

                Tenía muy abandonada la sección de los juegos de mesa, y hay muchos en la lista, así que hoy vamos a darle un repaso a una de las adquisiciones de Marco que teníamos pendientes de estrenar. Dentro de la amplia franquicia Dungeons and Dragons que ha supuesto durante décadas a Wizards of the Coast, estos han diversificado lo más posible los productos de este grupo: novelas, juegos de rol, de consola y ordenador… Y en el campo de los juegos de mesa, el que hoy nos ocupa: Dungeon! Así, con exclamación al final, que hace que sea mucho más gracioso pronunciarlo.



                El juego no ha sido editado en castellano, pero másqueoca ha tenido la gran idea de enviar las instrucciones traducidas con el juego, lo que facilita bastante que sea accesible… ¡y que gane muchísimos puntos de sencillez! Y es que tras una lectura rápida de las normas y montar el tablero, es facilísimo entrar al juego. El objetivo es sencillo: entras con un personaje, y debes saquear el Dungeon, consiguiendo así una cantidad determinada de monedas de oro, que por supuesto, se ganan derrotando a los monstruos que pueblan las habitaciones y cámaras de la mazmorra.
                Hay cuatro tipos de personaje: guerrero humano, mago elfo, clérigo enano y pícaro halfling, cada uno de ellos con un objetivo específico de monedas y unas habilidades genéricas que no se diferencian demasiado los unos de los otros. Hay dos fichas de cada modelo de personaje, de modo que pueden jugar hasta ocho personas para saquear el Dungeon. Este se divide en seis niveles de dificultad, desde el más fácil (el uno) hasta el más difícil (el sexto), y claro, según sube el nivel del Dungeon y el de los monstruos, también ascienden las posibles recompensas. A los monstruos se les derrota a través de una tirada de dados, y si no les vencemos a la primera, tienen opción de devolvernos el golpe.

                Y esto es todo, no hay más complicación. Como veis, un juego muy sencillo, y que gana intensidad con el número de jugadores, ya que el número de tesoros por nivel es limitado… ¿y quién quiere tener que saquear el nivel 6?