No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 13 de enero de 2014

EL ESPACIO ES UNA CUESTIÓN DE TIEMPO

Hace ya algunas semanas que El País ha comenzado a publicar una colección semanal llamada "Grandes Ideas de la Ciencia". En ella, a través de diferentes escritores se nos hace llegar una semblanza de grandes científicos y sus teorías, explicándose de forma más o menos comprensible.




El primer volumen, que sirvió de promoción a la colección, está dedicado a Einstein y la Teoría de la Relatividad, con el llamativo y título de El Espacio es una Cuestión de Tiempo, y viene firmado por David Blanco Laserna, físico y escritor. La idea de este tomo es alternar las explicaciones sobre la biografía de Albert Einstein con las explicaciones de sus ideas, que revolucionaron la Física contemporánea a principios del Siglo XX, hasta el punto de que el científico se ha convertido en una de las imágenes más representativas del siglo pasado, como si él mismo hubiera encarnado el espíritu secular cual Jenny Sparks. Así, asistimos a las luchas de Einstein por conseguir una plaza como profesor y cómo se vio obligado a compatibilizar sus estudios con su trabajo en la oficina de patentes de Berna, registrando normalmente inventos de carácter mecánico mientras trataba de descubrir que ocurriría si alcanzásemos un rayo de luz.

Con un estilo comprensible aunque técnico, este tomo nos cuenta cual es la raíz de las ideas modernas de la Relatividad, desde su gestación al desarrollo de la fórmula más famosa de la historia de la Física, el famoso E=mc2, que ha llenado camisetas, pósters y chapas por todo el mundo, y más allá, incluso a las conexiones abiertas entre las ideas de Einstein y la cosmología, la estructura propia del Universo.

Evidentemente no es exactamente divertido... pero desde luego, es muy interesante.