No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 13 de noviembre de 2014

ABLANEDA

Reconozco que he descubierto tarde el mundo del crowfounding, y esta propia palabra así como otras semejantes (kickstarter etc) me sonaba a chino. Ahora lo tengo más controlado, e incluso he participado en algunos proyectos que me han llamado la atención y que ya irán apareciendo por aquí cuando llegue el momento. No es el caso de Ablaneda, el juego de rol del que vamos a hablar hoy, en el que mi nombre aparece, pero que es un regalo de Marco. ¿Y qué es Ablaneda?



Ablaneda es la leche. Como concepto y como libro. Imaginaos un mundo que mezcla conceptos de Juego de Tronos con la mitología propia del norte de España. A nivel formal,el libro está muy cuidado, bien escrito y equilibrado, no es un tocho ilegible, sino que en pocas páginas presenta un mundo y un sistema que son perfectamente jugables con dedicarles un rato de atención. No hay complicadas tablas ni miles de dados; el juego utiliza un sistema sencillo que llaman Xd6, en el que se atribuyen dados de seis caras a diversas características marcadas por el jugador, y en los que en cualquier prueba, los cinco y los seis son éxitos, y deben sacar más éxitos que su oponente, sea el narrador u otro jugador. Ya está, ese es todo el sistema, a grandes rasgos. 

¿Y cómo es el mundo de Ablaneda? Ablaneda es un condado perdido en las montañas de algún punto del norte de Castilla o Leon, más o menos, un condado que formó parte de un reino que ahora se ha olvidado de que alguna vez tuvo entre sus dominios este lugar. El condado se vertebra en torno a dos grandes ciudades (Entrerrios y Yerbosera), un centro eclesiástico (el Monasterio de Santo Tomás) y los palacios de Atalaya de la Reina. Pero lo curioso de Ablaneda es que en él moran criaturas que no son ni mucho menos humanas: brujas y hechiceros, gigantescos ojancos, malvadas sierpes, ajanas, busgosus y otras criaturas y duendes que hacen la vida de los pobladores de Ablaneda como poco más interesante. Para hacer frente a estas criaturas y otros peligros, en la ciudad de Yerbosera comenzaron a ofrecer a los criminales a los que detenían una elección: la horca o la Ronda. Y con estos criminales (que son la transposición a Ablaneda de los hombres de la Guardia de la Noche), formaron la llamada Ronda del Patíbulo, o más habitualmente, la Ronda de Yerbosera, hombres que protegen los camines, desfacen entuertos, derrotan a los monstruos... y cuyo lugar, evidentemente, ocupan los jugadores. 

Ablaneda es un juego sencillo, dirigido más a sesiones de una o dos tardes que a crónicas largas (aunque con un poco de curro se podría conseguir una crónica maja), y perfectamente preparado para diseñar a los personajes y ponerlos en acción en menos de diez minutos. 

Una buena adquisición para la biblioteca rolera. 

2 comentarios:

Rodrigo García Carmona dijo...

Gracias por la reseña. :)

Tomás Sendarrubias dijo...

¡A ti por tu trabajo! ¡Y a Marco por regalarmelo!