No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 6 de noviembre de 2014

GODZILLA 2014

Bueno, hoy vamos a hablar un poco de cine. Y eso que yo nunca he sido muy de cine de monstruos, pero este año, tenía muy buena pinta Godzilla, al menos en los trailers. Así que aunque se nos escapó en el cine, hemos puesto remedio a posteriori, y ya podemos comentarla en el Iconocronos.



Como todas las cosas de Godzilla (según he oído, porque no he visto ninguna película de estas), todo comienza en Japón, cuando una central nuclear sufre un accidente que lleva a la destrucción de una amplia zona y a la muerte de varios trabajadores, entre ellos una de las científicas de la central (el regreso más corto de la historia al cine, después de los años que llevaba Juliet Binoche sin asomarse a la gran pantalla), y que resulta ser la madre del protagonista de la película diez años después, Ford Brody (Aaron Taylor-Johnson). Durante esos diez años, Ford ingresa en el ejército de Estados Unidos y crea su propia familia, mientras su padre, el doctor Joe Brody (Bryan Cranston), que también trabajaba en la central nuclear, se convierte en una rareza del género, ya que defiende la idea de que lo que ocurrió no fue un accidente nuclear si no algo... diferente. 

La casualidad y el destino hacen que los dos Brody se reencuentren y consigan llegar a la zona donde se desarrolló el accidente, descubriendo que efectivamente, no hay rastros de radiación, y que lo que ocurre es otra cosa, algo que tiene que ver con un extraño capullo que parece estar desarrollándose desde aquel accidente en las torres de la vieja central. Es así como aparecen las primeras alusiones a los monstruos que llaman xxxxx y a los que varios científicos llevan años siguiendo. Descubrimos así que muchas "pruebas nucleares" no han sido tal, sino misiles utilizados para destruir a estas criaturas, llamadas "MUTO" (Massive Unidentified Terrestrial Organism). Joe Brody identifica las pautas magnéticas emitidas por la crisálida del MUTO con las que tuvieron lugar antes del desastre de la central... Y bueno, como era de esperar el huevo se abre y aparece un monstruo con muy mala baba, que se alimenta de energía atómica y que parece decidido a conseguir algún tipo de objetivo que se encuentra en la Costa Oeste de Estados Unidos, y que entre otros lugares, pasa por Hawaii.

Por supuesto, Ford Brody se encuentra en la situación de seguir la estela destructiva del MUTO, aunque no parece haber nada que pueda dañar a estas criaturas más allá de un ataque nuclear masivo. Pero según dicen los propios científicos japoneses que estudian al MUTO, la propia naturaleza debe tener un elemento regulador, y claro, ese elemento es... GODZILLA.

La trama no va mucho más allá (ni se espera que lo sea, al fin y al cabo no es la Lengua de las Mariposas, es Godzilla), pero la película se hace bastante entretenida, con muchas escenas de destrucción masiva, efectos especiales como si no hubiera un mañana, y las típicas escenas yanquis del prota salvando a un niño oriental que ni le va ni le viene, y que los padres no deben querer mucho porque no le dan ni las gracias. Pero dentro de lo que es... la peli mola y pasas un rato muy entretenido. 

¡Objetivo cumplido!