No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 16 de julio de 2015

MARVEL, LA ERA DE BENDIS V: ¿Y TÚ DE QUÉ LADO ESTÁS?

Los Nuevos Guerreros habían aparecido por primera vez a finales de los 80, durante el evento Actos de Venganza, y no tardarían en conseguir colección propia, una de las grandes apuestas de la década, con guión de Fabian Nicieza y dibujos de Mark Bagley, El equipo original, formado por Estrella de Fuego, Nova, Justicia, Speedball, Namorita y Trillador Nocturno (sí, se llamaba así), tuvo una larga historia, y con el paso de los años, como casi todos los equipos Marvel, tuvieron diferentes encarnaciones. En 2005, llegaba una nueva versión de los Nuevos Guerreros, en la que junto a algunas nuevas incorporaciones, miembros originales del equipo (Namorita, Trillador y Speedball) protagonizaban un reality show en el que perseguían a supervillanos. Probablemente en su momento, pocos se imaginaban que precisamente en esa colección iba a estar el arranque de una de las sagas de Marvel más controvertidas de la historia: Guerra Civil. 



Forjada en las oficinas de Marvel por el bullpen de la editorial, con Millar, Bendis, Fraction, Brubaker y otros participando en el proyecto, sería Mark Millar quien desarrollase la historia principal en una colección limitada de siete números, con dibujos de Steve McNiven, que realizaría aquí uno de sus trabajos más iluminados. Los Nuevos Guerreros se convertirían en el disparador de la historia, en uno de los capítulos de su reality, encontraban a varios villanos escondidos en una casa en Stamford, un pueblo idílico de Connecticut, Los Nuevos Guerreros intentaban atraparlos, pero en esta ocasión, los villanos estaban por encima de sus posibilidades, y en el combate, Namorita no es consciente de que está luchando contra Nitro, un villano que ya fue responsable de la muerte del propio Capitán Marvel, con el poder de hacerse estallar a sí mismo, junto a un colegio. Nitro estalla, y además de los Nuevos Guerreros y su equipo, morirían seiscientos civiles, incluidos sesenta niños. La opinión pública culparía a los superhéroes, y el evento de Stamford se convertiría en la bandera de la Ley de Registro que ya habíamos entrevisto en Iron Man y Spiderman.



La Ley de Registro dividiría a los héroes, especialmente después de que Iron Man se convirtiera en el abanderado de esta ley, y el Capitán América, se pusiera diametralmente en contra. La boda de Tormenta y T´Challa en Wakanda se convertiría quizá en el último momento en el que unos y otros se vieran sin intercambiar puñetazos, pues a partir de Civil War 1, las cosas se pondrían muy turbias en el Universo Marvel. Después de que SHIELD intentara capturar por las malas al Capi, este reuniría una serie de héroes opuestos a la ley de Registro (Luke Cage, Spiderwoman, los Jóvenes Vengadores, Hércules, Goliath...), que se opondrían a los que estaban a favor, dirigidos por Iron Man, Mister Fantástico y Chaqueta Amarilla. Unos y otros se enfrentarían una y otra vez, con cambios de bando por ambas partes, mientras los mutantes (salvo Bishop, que se sitúa junto a Iron Man y Cable que lo hace junto al Capi) permanecen neutrales (en estos momentos, ya tenían suficientes problemas por sí mismos). Unos y otros irían avanzando cada vez más en sus movimientos de guerra, unos defendiendo la libertad, otros la seguridad, en una metáfora que tenía mucho que ver con la situación en Estados Unidos en aquel momento, donde comenzaban las leyes contra el terrorismo que se llevaron por medio muchas libertades civiles. Aquí voy a ser partidista (lo bueno de Civil War es que todo el mundo se posicionó en todas partes, lo héroes en los tebeos, los lectores fuera de ellos), ya que en mi opinión serían los partidarios de la ley los que cometerían los mayores excesos. Convencido por Tony Stark, Peter Parker se convertiría en la cara pública del registro, pero tras cambiar de idea, temiendo por la vida de Mary Jane y Tía May, Tony Stark no dudaría en lanzar a unos nuevos Thunderbolts, formados por criminales entre los que estaba Veneno, a cazar a Spiderman.  Los Cuatro Fantásticos se separarían, uniéndose Sue y Johnny a los rebeldes, y yéndose la Cosa a Europa para no luchar contra sus compañeros. Richards, Pym y Stark diseñaron una cárcel para superhéroes en la Zona Negativa... 

Todo se fue saliendo de madre hasta la batalla final, que se extendió entre la Zona Negativa y Nueva York, y donde participaron numerosos contendientes, héroes, villanos, los atlantes de Namor, agentes de SHIELD... Y sería el Capitán América quien, viendo la destrucción que estaban sembrando, se rendiría para detener el conflicto. La mayoría de sus seguidores no siguieron su ejemplo, y veríamos sus andanzas en los Nuevos Vengadores, mientras que otra colección de Vengadores (la primera vez que los héroes más poderosos de la Tierra tenían dos colecciones simultáneas en las librerías desde la cancelación de Los Vengadores de la Costa Oeste), Poderosos Vengadores, se centraba en los héroes que apoyaban la ley. Spiderman vería sus temores cumplidos al ver a su familia dañada por Kingpin, iniciándose de mano de Straczinsky una de las sagas más interesantes del héroe en los últimos años, "Vuelta al Negro", Iron Man se convertía en el Director de SHIELD, y ante el Universo Marvel se abría una nueva dimensión, un landscape que se denominaría "La Iniciativa", ya que esa era una de las ideas de trío formado por Stark, Richards y Pym, la llamada Iniciativa de lo Cincuenta Estados, con un grupo de superhéroes registrados en cada uno de los estados de EE.UU.



Pero el epílogo de Civil War llegaría en la colección del Capitán América, con guión de Ed Brubaker y dibujos de Steve Epting, porque allí, veíamos morir al propio Capi. Se trató de una de esas escasas veces en las que los cómics saltaron a las noticias generales, la muerte del Capi se pudo ver en los telediarios, y aunque se desarrolló como epílogo de Civil War, realmente supuso un paso más en la trama que el guionista Ed Brubaker estaba desarrollando alrededor del Centinela de la Libertad. Muerto en manos de su propia aliada, Sharon Carter, hipnotizada por el Doctor Faustus, con la muerte del Capitán América moría una forma de ver el mundo, desaparecía la balanza moral y ética de los héroes Marvel... y todo se volvía más oscuro... 

Aunque aún había mucho por ver en el Universo Marvel...