No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 30 de julio de 2015

MARVEL, LA ERA DE BENDIS VI: HÉROES EN CINCUENTA ESTADOS

Después de la muerte del Capitán América y el establecimiento de la Iniciativa de los Cincuenta Estados como parte de la victoria de Iron Man y sus seguidores, muchas cosas iban a cambiar para el mundo heróico, y en los cómics, esto estaría reflejado en un nuevo landscape que se llamaría "La Iniciativa", donde veríamos nuevos grupos, cambios en los viejos... todo para extender las ideas de Stark, Hank Pym y Reed Richards sobre lo que era seguridad en Estados Unidos. Así, veríamos aparecer grupos como Los Campeones o un nuevo Omega Flight en sustitución de Alpha Flight. Por primera vez en mucho tiempo, surgiría una segunda colección de Vengadores, y a los Nuevos Vengadores, donde Bendis seguiría llevando el timón, se uniría una más, Poderoso Vengadores, también con Bendis a la cabeza, y con dibujos en los que se irían alternando artistas del calado de Frank Cho o Mark Bagley. Pero no sólo eso, aparecería una tercera colección, esta con guiones de Dan Slott, que poco a poco iría cediendo espacio a Christos Gage, y que sería el espíritu de esta nueva etapa: Vengadores, la Iniciativa. 





El proyecto de los Cincuenta Estados suponía la descentralización de los equipos de superhéroes, más allá de Nueva York. Stark, convertido en director de SHIELD, sería el principal artífice de la creación de un equipo de suerhéroes para cada uno de los estados de EEUU, proliferaron comics con este concepto (Vengadores de los Grandes Lagos, absolutamente genial, por ejemplo). Pero sería Pym, desde las páginas de Vengadores: La Iniciativa quien se encargaría de entrenar a los jóvenes para crear esos equipos, evitando que ocurriera de nuevo lo acontecido con los Nuevos Guerreros. Curiosamente, sería esta colección donde veríamos el destino de varios de los Nuevos Guerreros (Justicia y Rabia, por ejemplo, serían parte del reparto fundamental de la colección, junto a clásicos como Pym, Tigra, Gyrich o Máquina de Guerra, y nuevos personajes, como Nube 9, Komodo o Hardball, o mi preferido, Trauma). 



En Poderosos Vengadores, Tony Stark reuniría su propio grupo; Miss Marvel, la Viuda Negra, la Avispa, Ares, el Vigía y el Hombre Maravilla formarían este equipo, con el que Bendis trataba de recuperar el sabor más clásico y aventurero de los Vengadores, que se tendrían que enfrentar a una Ultrón femenina (esto una licencia para permitir a Frank Cho lo que mejor se le da, dibujar "pibones"), un ataque de Simbiontes alienígenas y al propio Doctor Muerte, con viaje en el tiempo incluido. Por otro lado, Bendis seguiría controlando sus Nuevos Vengadores, con lápices del sobrevalorado Leinil Francis Yu, demasiado sucio para mi gusto; y donde se aliarían los personajes contrarios a la Ley de Registro, bajo el mando de Luke Cage. El propio Cage y su esposa, el Doctor Extraño, Puño de Hierro, Spiderwoman, Spiderman, Lobezno y Eco escaparían de la Ley de Registro para hacer frente a los Poderosos Vengadores, pero también a la Mano, ahora liderada por Elektra, o a un nuevo villano, El Encapuchado, dispuesto a convertise en el Lex Luthor de Marvel, uniendo a muchos otros villanos de todo tipo bajo su control. Pero sería en la trama que enfrentaría a los Vengadores contra la Mano donde el universo Marvel se vería convulsionado por el aviso de un nuevo evento: cuando Eco mata a Elektra durante el enfrentamiento con la Mano, descubren que es una Skrull, una Skrull a la que no habían detectado. Esto sembró la paranoia entre los héroes, convencidos de que a su alrededor todos eran Skrulls, y Spiderwoman deserto de los Vengadores para unirse a los Poderosos Vengadores de Iron Man, llevándose consigo el cadáver de Elektra. 



Pero mientras esto ocurría en el centro de las tramas de Bendis, había hueco para otras tramas en los alrededores. Algunas tendrían importancia más adelante. Después de la participación de los Thunderbolts en Civil War, Norman Osborn se encontraría al frente de una nueva alineación en Colorado, en una obra con guiones de Warren Ellis y dibujos de Mike Deodato, que  es sin duda una de las mejores de su tiempo, con algunos de los viejos Thunderbolts (Pájaro Cantor, el Hombre Radioactivo) tratando de sobrevivir a los nuevos (Bullseye, el Espadachín...), y con Piedra Lunar tratando de manipular a unos y a otros. Por otro lado, una nueva colección de Thor haría su aparición. El Dios del Trueno regresaba , de manos de Joe Michael Straczinsky y Oliver Coipel, con Asgard situada sobre Broxton, en Oklahoma, con una serie curiosa y espectacular a partes iguales. 

Además, entre Civil War y Secret Invasion, llegaría un evento que pasaría un tanto desapercibido, pero que es uno de los más entretenidos de su momento. Y es que era el momento de que Hulk volviera a la Tierra...