No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 8 de enero de 2015

EYES ONLY

Abrimos el año literario en el Iconocronos con un juego de rol, que parece que este año va a ser muy rolero (tengo cuatro juegos de rol sin leer encima de la mesa, y espero conseguir alguno más para este 2015, que se editan cosas chulas). Eyes Only, el juego de Nosolorol que nos ocupa hoy, llegó a mis manos en mi cumpleaños, y lo he ido leyendo a trozos durante el año, hasta que lo he terminado hace poco.



No es que el libro sea especialmente largo, ni complejo, ni que se haga difícil de leer ni nada parecido, sino que han ido surgiendo cosas que me han hecho dejarlo de lado en varias ocasiones, hasta que me he decidido ha terminarlo de una vez, como todos los juegos, en espera de poder jugarlo.

Eyes Only es un juego de espías, dirigido a ser manejado como una serie de televisión en el que cada partida es un episodio. El juego cuenta con el sistema Gauss, que en Nosolorol ya han utilizado en otros juegos como Fábulas o sLang, y que utiliza dados de seis, un sistema de dificultades bastante sencillo y accesible. El mundo de Eyes Only es un mundo parecido al nuestro en el que siete grandes organizaciones se disputan el control del mundo. Existen grupos más "pequeños" como la CIA, pero el juego recomiendo jugar con agentes de las grandes organizaciones: La Agencia, los Templarios, los Nueve, el Sagrario... grandes grupos con intereses políticos y económicos capaces de derribar gobiernos, con objetivos secretos, agentes preparados para múltiples funciones, y multitud de gadgets que pueden utilizar al más puro estilo James Bond.

Y es que evidentemente, el objetivo del juego es recrear el ambiente de películas como James Bond, Bourne, Misión Imposible...

En fin, otro juego al listado, con una ambientación muy poco vista, y del que espero en algún día tener experiencia en primera persona...