No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 19 de enero de 2015

ORIGEN: VENGADORES III

Y seguimos con la lectura de Vengadores, otros cien numeritos, del 200 al 300. 

Entre el número en este tercer centenar de números de Vengadores, debo reconocer que hay algunas de las sagas y números por los que tengo una debilidad muy especial, ya que algunos de ellos son los que leía cuando era crío, a través de los tomos retapados de Fórum, que fueron llegando a mis manos en las papelerías del barrio, y que más por azar que por objetivo, resultaron ser un buen número de cómics continuados, con sagas que en su momento leí y releí .... porque no podían molar más. Yyyy a día de hoy sigo pensando lo mismo. ¡¡¡Es que no pueden molar más!!!





Después del número 200, en el que Miss Marvel había dejado el grupo para viajar por el tiempo con su hijo/amante Marcus/Kang, nos encontramos con un originalísimo número en el 201, protagonizada ni más ni menos que por Jarvis, el Vengador que más tiempo ha pasado, sin duda, en el equipo. David Michelinie, con o sin la colaboración eventual de Jim Shooter, continuará durante un buen puñado de números al frente de la colección, con dibujantes más o menos afortunados (grande George Pérez, por supuesto, menos grandes otros), hasta que finalmente Jim Shooter reemplazó en los guiones a Michelinie, al parecer con un objetivo claro en mente: destruir a Hank Pym.

Es en estos números, con guión de Shooter en los que comienza y concluye el declive de un personaje primordial en el origen de los Vengadores, y que ahora, en manos de Jim Shooter, se desliza hacia la destrucción personal, de manos de la locura, la angustia, el maltrato... convirtiéndose en un personaje que aún no se ha recuperado del todo de lo que Shooter hizo con él. Los sucesos devenidos alrededor de Pym (y por supuesto, de la Avispa), dejaron a Los Vengadores en cuadro y con una de las formaciones más escasas de la historia: el Capitán América, Thor y Iron Man (el núcleo duro del grupo) junto a Tigra, recién llegada al equipo y que tendrá una estancia corta, en cuyo transcurso se enfrentará ni más ni menos que a uno de los personajes más poderosos del Universo Marvel, el Hombre Molécula. Michelinie volvería al grupo para gestionar una nueva alineación de Vengadores, en la que permanecerían los tres miembros del núcleo del grupo, con la Avispa, Hulka y Ojo de Halcón, para recuperar a los seis miembros. 



Shooter no duraría mucho tiempo en la colección, dejando sitio a uno de los guionistas más longevos en la historia de los Vengadores. Roger Stern, que llegaría tras una breve interinidad de Bob Harras y que continuaría con la alineación marcada por Shooter (¿quizá por línea editorial?, no olvidemos que en aquello tiempos, Shooter era el mandamás de Marvel), y sería el guionista que conduciría al equipo hasta el evento que Shooter comandó (le pesase a quien le pesase), las Secret Wars. De la saga, el equipo saldría ampliado, dejando de lado de momento el límite de seis miembros, dejando a Hulka en los Cuatro Fantásticos, y con la nueva Capitana Marvel, y el regreso de la Visión y la Bruja Escarlata al grupo. Si Hank Pym se había convertido en el pivote de Shooter, La Visión sería precisamente el arranque de la temporada de Stern. A través de una serie de historias encadenadas, Harras llevó a la Visión a conectar con la IA que dirigía Titán (a través de Starfox, otro de los nuevos Vengadores), la Visión decide solucionar los problemas de la Tierra imitando precisamente a esta IA, tomando el control de los ordenadores de todo el mundo. Sus propios compañeros le detendrán, pero será este movimiento el que lleve a la creación de otro equipo de Vengadores asentado en Los Ángeles, los Vengadores de la Costa Oeste, publicados aquí como "Nuevos Vengadores", y que serían en origen Ojo de Halcón, su esposa Pájaro Burlón, Iron Man, el Hombre Maravilla y Tigra. 



Stern sería una auténtico maestro a la hora de encadenar argumentos, algo que en los Vengadores haste este momento no se había realizado, o no al menos con la habilidad que Claremont llevaba años haciendo en Patrulla-X. Así, enlazó por ejemplo la Saga de Términus, en la que los Vengadores se enfrentaban a esta criatura en la Tierra Salvaje, con la Saga de Nébula, que se iría organizando poco a poco de la mano de uno de los personajes fetiche del guionista, la Capitana Marvel. Junto a John Buscema, Stern formaría uno de los mejores equipos nunca vistos al frente de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, mejorando saga tras saga, con la incorporación al grupo de Hércules, el Caballero Negro, Namor... y grandes momentos como la Saga de los Kang, la Guerra de Atlantis, y la apoteosis de la historia de los Vengadores que supondría el asalto a la Mansión por los Señores del Mal, en la que la Mansión sería destruida, Hércules gravemente herido, Jarvis torturado... y los Vengadores prácticamente vencidos por la alianza de villanos dirigida por el Barón Zemo. Tras el asalto, la Avispa dejaría el liderazgo de los Vengadores, tomando la presidencia la Capitana Marvel, y consiguiendo convertirse en miembro del grupo el que sería el desencadenante de su primer final: el Doctor Druida. Stern, después de la saga Heavy Metal dejaría el grupo en manos de un guionista con experiencia, Walter Simonson, que continuaría haciendo equipo con John Buscema para poco a poco llevar al equipo a la deconstrucción previa al número 300. Poco a poco, Simonson fue dejando el equipo sin miembros, de una forma perfectamente coordinada, hasta que finalmente, y con Nébula y los Kang de por medio, el equipo llegaría a su momento final, con Hulka, Druida, Thor y el Caballero Negro como los últimos miembros del equipo, antes de su disolución en el 297. 

Jarvis sería el único Vengador en activo para el número 298, que coincidiría con el arranque de una de las grandes sagas de la historia mutante, Inferno, y el conflicto entre los demonios y los equipos X salpicaría a otras colecciones, incluido Vengadores... que en sus números 299 y 300 tendría en la invasión demoníaca una nueva justificación para la reunión de un nuevo (y sorprendente) equipo: Thor, el Capitán (sin América), Gilgamesh, Mister Fantástico y la Mujer Invisible...