No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 5 de octubre de 2015

LOCKE AND KEY: BIENVENIDOS A LOVECRAFT

Y no me refiero a que hayan publicado una nueva recopilación de relatos de Lovecraft (que seguro que sí), sino a que he comenzado a leer Locke and Key, y ese es el título de su primer arco, Bienvenidos a Lovecraft.



Joe Hill (el hijo de Stephen King, por cierto) y el dibujante Gabriel Rodríguez son los encargados de llevar a las páginas una historia que bien podría haber creado el propio Stephen King, por los peculiares giros que parece que el guionista ha heredado de su literario padre. Espero que no la cague con los finales, como hace también su santo padre. 

El primer arco de Locke and Key nos presenta a la familia Locke, especialmente a los tres hijos, Tyler (el mayor), Kinsey (la mediana) y el pequeño Bode. Y los conocemos en unas circunstancias un tanto siniestras, porque asistimos al asalto a su casa por parte de uno de los alumnos de su padre y compañero del instituto de Tyler, Sam Lesser. Rendell Locke, el padre de la familia, muere en manos de los asaltantes, y aunque la policía evite que la masacre continúe, la familia Locke decide cambiar de domicilio, y trasladarse desde California hasta el pueblo de Lovecraft, en Massachussets, donde se asientan en la vieja casa familiar, Keyhouse. Y allí en Keyhouse, comienzan a pasar cosas raras: el pequeño Bode descubre una llave que, al utilizarla en una puerta particular de la casa, hace que el que ha abierto la puerta muera, permitiendo liberarse a su fantasma, que puede volver a su cuerpo y revivir cuando lo deseé. Pero no es lo único, porque más inquietante, quizá, es el hecho de Bode encuentra un viejo pozo, desde el que le habla una voz que se hace pasar por un eco, pero que realmente pertenece a una extraña mujer, una especie de fantasma llamado Dodge, que además, de alguna manera está relacionada con el asesinato de Rendell Locke, y con su asesino, Sam Lesser. 

Ayudado por Dodge, Lesser consigue escapar, y desafiando toda lógica, pone rumbo hacia Keyhouse, un lugar del que en teoría ni siquiera podría haber oído hablar, dispuesto a concluir lo que había empezado con Rendell Locke... o quizá sea solo una marioneta en las manipulaciones de Dodge, que parece muy interesada en liberarse de Keyhouse, encontrando una llave en particular... 

Sin ser nada apabullante, lo cierto es que el primer arco de Locke and Key me ha resultado llamativo y muy interesante... Así que ya os iré contando...