No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 2 de noviembre de 2015

LOCKE AND KEY; TEMPORADA FINAL: MECANISMOS, OMEGA Y ALFA.

Pues para el final de esta saga, en lugar de dedicar un post a cada uno de los arcos, he pensado que era mejor hacerlo todo junto en un solo pack para concluir con lo dedicado a esta saga, que ha mejorado notablemente con el paso del tiempo y el avance de la historia. Para empezar, algo malo, que creo que ya he comentado en algún post anterior, y es que el avance se me ha hecho excesivamente lento. Ahora...



En esta parte, todo lo demás es muy positivo. Aplausos para los creadores de la serie, Joe Hill y Gabriel Rodríguez, que realizan una labor mucho mas que solvente en estos últimos tramos de la serie: el arco Mecanismos (6 números), y los arcos Omega (5 números) y Alfa (2 números). La labor de Rodríguez se va haciendo cada vez más interesante, aunque como comenté, creo que alcanzó su clímax en Las Llaves del Reino, el arco anterior. 

A lo largo de estos tres arcos (o dos, depende de como se mire), por fin descubrimos cual es el origen de las llaves y cual es el plan de Dodge, y para que necesita las llaves, una historia en tres tiempos: el primero durante la guerra civil, cuando un grupo de soldados describe una puerta misteriosa en el interior de un acantilado en lo que luego sería Lovecraft, descubriendo que tras esa puerta hay un acceso a algo que parece el infierno, cuyos pobladores al llegar a nuestro mundo se convierten en metal, con el que el antepasado de los Locke comenzó a forjar llaves "especiales". Hay un segundo tiempo en el que durante los años setenta, Rendell Locke y sus amigos (incluyendo a Luke Caravaggio, el futuro recipiente de Dodge), que tratan de abrir la puerta, pereciendo varios de ellos... Y finalmente en nuestro tiempo.

Después de los acontecimientos de Las Llaves del Reino, Dodge se ha liberado del cuerpo de Luke Caravaggio, y ha ocupado el cuerpo de Bode, el pequeño de los Locke, dejando a este convertido en uno más de los fantasmas de la mansión; y desde esa posición de privilegio, continúa investigando el paradero de la Llave Omega, mientras continúa acosando a Kinsey y Tyler... y Dodge está dispuesto a hacer cualquier cosa por conseguirlo. Con unas notables artes de manipulación, Dodge consigue finalmente hacerse con la Llave Omega, y aprovecha una fiesta en las grutas de los acantilados para conseguir recipientes para sus hermanos del otro lado de la puerta omega. Kinsey y sus amigos deben hacer frente a Dodge en el acantilado, mientras Tyler lo hace en Keyhouse, tratando de defender a su madre del ataque de las sombras controladas por Dodge... 

El ritmo de estos cómics en endiablado, y como he dicho, engancha. Engancha mucho. Lo suficiente como para al final, dejar un buen sabor de boca con la lectura de la obra completa.