No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 1 de marzo de 2011

GRANDES DINASTÍAS

            Después de una interrupción para preparar algunas cosas de rol, finalmente he podido terminar de leer el segundo libro que me regalaron para Reyes, Grandes Dinastías, un tochazo publicado por Plaza y Janés con la colaboración de la cadena televisiva BIO, especializada en biografías de personajes del Siglo XX. Y como su propio nombre indica, Grandes Dinastías nos habla de las familias que han marcado, por un motivo o por otro, la historia del siglo XX. Y para una fanático de la genealogía como yo, señores, es una auténtica joya.
            Con un equilibrio tremendamente conseguido entre un estudio histórico en profundidad pero perfectamente enfocado a la divulgación, Grandes Dinastías hace un recorrido apoyado por completos cuadros genealógicos por grandes estirpes de todo el mundo, centrándose en los últimos capítulos en las grandes familias patrias, muchas de ellas hoy de plena actualidad por sus apariciones en la Prensa Rosa, a donde han ido a parar muchos de los herederos de estas grandes familias… y no sólo de las nuestras, de las de fuera también.
            Así, Grandes Dinastías nos trae nombres como los Agnelli (fundadores de FIAT), los Bronfman (una familia canadiense relacionada con licorerías y grandes marcas de bebidas alcohólicas), los Grimaldi (los príncipes de Mónaco), los Gucci (famosos por sus complementos, símbolo de distinción en el mundo entero, y con una historia detrás propia de una telenovela, asesinatos incluidos; y con una tienda en la Galería Vittorio Emmanuel de Milán que realmente, quita el hipo, que la he visto con estos ojos que se han de comer los gusanos como el queso de Roquefort), los Johnson (creadores de inventos como el botiquín o la tirita, y de la educación sexual que nos daban en el cole cuando venían “los de Johnson & Johnson”), los Kennedy (familia relacionada con la política estadounidense donde las haya), los Onassis (la familia del armador de barcos más famoso de la historia), los Rothschild (símbolo de las grandes familias de banqueros), los Barrymore (sí, sí, impresionante la historia de la familia de Drew Barrymore), los Bush (otra familia con trasfondo político norteamericana), los Alba (con su Duquesa y todo), los Chaplin (genial la historia del genio), los Douglas (otra estirpe relacionada con el cine y de plena actualidad por el estado de salud de Michael Douglas y el ingreso en prisión de Cameron Douglas), los Hilton (los hoteleros que nos han dado a esa diva que es Paris Hilton), los Huston (otra familia relacionada con el cine, auténticamente fascinante), los Rockefeller (probablemente la familia que ha acumulado mayor riqueza en la historia, fundamentada sobre el negocio del transporte y extracción del petróleo), los Tiffany (los joyeros de Desayuno con Diamantes), los Trump (representados por el magnate de la construcción Donald Trump), los Vanderbilt (una de las familias más importantes de la historia de Nueva York), los Versace (otra de esas estirpes que han marcado y marcarán el mundo de la moda), los Martínez-Bordiú (sí, la Nietísima y su familia), los Iglesias (papá Julio, Enrique, Chábeli, Julio Junior…), los Rivera-Ordóñez (familia torera donde las haya), los Dominguín-Bosé (toreros, cantantes, actores, modelos…) y los Thyssen (vamos a decir que coleccionistas de arte… de donde salió ese arte igual lo comentamos otro día…); una gran colección de grandes familias que, como he dicho antes, han dado forma en muchas cosas al mundo como lo conocemos hoy.
            En fin, una lectura genial para aquellos con interés por la historia contemporánea, por la que hacen las personas… y con cierto punto de cotilla, para qué vamos a engañarnos…