No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 19 de abril de 2011

LA SAGA DE GERALT DE RIVIA: LA ESPADA DEL DESTINO

Pues ya he terminado de leer el segundo de los libros de La Saga de Geralt de Rivia, La Espada del Destino, así que ha llegado el momento de comentarlo. En primer lugar, decir que, al igual que El Último Deseo, que ya comenté hace un par de semanas, este libro más que dedicarse a la saga en sí, es una colección de historias cortas relacionadas con el personaje y que sirven para presentar a nuevos personajes o dar más peso a personajes antiguos, al mismo tiempo que, como ya hiciera, Sapkowski revisita y reinventa algunos de los cuentos clásicos, como La Sirenita o La Reina de las Nieves.
            La narración de La Espada del Destino es aún más dinámica que la del anterior tomo de la saga, y es aquí donde realmente la historia, que al acabar el primer libro no me tenía demasiado convencido, termina de enganchar. Aquí es donde de verdad te quedas con saber más, tanto sobre el brujo que protagoniza las novelas como sobre el mundo en el que se desenvuelve y las situaciones que en él se van a crear. Además, los personajes de su entorno comienzan a tomar forma, como el descarado juglar Jaskier, la hechicera Yennefer de Vergerberg o la reina Calanthe de Cintra. Y es que Sapkowski parece especialmente hábil a la hora de crear mujeres interesantes, con personalidades fascinantes, y retratarlas en apenas unas pocas líneas, como ocurre con las anteriores, o con tres de los personajes más llamativos que aparecen en La Espada del Destino, la poetisa Essi Devem, la sirena Shee´naz y la reina de las dríades del fabuloso bosque de Brokilon, Eithné.
            Realmente, La Espada del Destino sirve como preludio para lo que debe ser la gran historia que Sapkowski tiene preparada, e introduce el personaje que según parece, compartirá el protagonismo de la historia con Geralt, la aún niña Cirilla de Cintra, una “Hija del Destino”, que sirve para demostrar al brujo de cabellos blancos que el Destino tiene un papel elegido para él.
            Para concluir, decir que, si bien acabé El Último Deseo con ciertas dudas sobre por donde iba a seguir la saga y si iba a terminar de convencerme, después de leer La Espada del Destino estoy deseando lanzarme sobre la siguiente novela. Bueno, quizá haga una pausa para leer algo no épico y luego cogerla con más ganas, aún estoy decidiéndolo.
            Y para rematar, una cita del libro, una gran frase de esas que chocan y de la que viene el título del libro, que me dejó impactado: La espada del destino tiene dos filos. Uno eres tú.