No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 19 de marzo de 2012

CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO: RECONQUISTA


                Tras la caída del Muro, y mientras Robb, Theon y los salvajes de Ulegu se dirigían hacia Fuerte Terror para reunirse allí con los hombres de los Manderly de Puerto Blanco, Erwyn dirigía a los supervivientes de la Guardia de la Noche, encabezados por Jon Nieve, y entre los que se encontraban, encapuchados para que sus antiguos compañeros no les reconocieran, Uther y Oweyn. En el camino hacia Puertoescarcha, encontraron un grupo de Hermanos Negros, procedentes de la Torre Sombría, grupos de exploradores que habían estado fuera cuando el Muro se había hundido. La destrucción continuaba durante millas y millas, las antiguas fortalezas de la Guardia de la Noche habían sido aplastadas por las avalanchas de hielo. Los Hermanos Negros aceptaron la idea de reunirse en Puertoescarcha para hacer balance de bajas y elegir un nuevo Lord Comandante.

                A su llegada a Puertoescarcha, vieron que Roose Bolton había dejado allí una formación muy reducida. Los muros de Puertoescarcha se habían derribado, y los soldados se habían acuartelado en Corona de Hielo. El estandarte de los Lannister ondeaba sobre el torreón central del castillo Erwyn se acercó a parlamentar con el líder de la guarnición, el antiguo Guardia Real Ser Boros Blount, pero finalmente, estalló la batalla entre la guarnición Lannister/Bolton y los hombres de la Guardia de la Noche. Erwyn ordenó a los que le seguían que tomasen la torre que protegía el puente de Corona de Hielo, y se lanzó a la cabeza del ataque, acabando con varios caballeros y consiguiendo tomar la torre para acabar con los arqueros, mientras Oweyn y Uther trataban de derrotar a Ser Boros Blount, que sembró la destrucción entre ellos con su lanza de caballería. El antiguo Capablanca consiguió derrotarles, y probablemente hubiera acabado con ellos de no haber quebrado Uther su lanza en el último momento, y cuando se dio cuenta de que había perdido Corona de Hielo, trató de escapar, pero sus heridas le dificultaban la huida, y Erwyn consiguió alcanzarlo y mató a su caballo, ofreciéndole a Ser Boros una rendición honorable. Boros la aceptó, y volvió a Corona de Hielo convertido en rehén de los Aesirk.

                En la fortaleza, los hombres de la Guardia de la Noche ya habían tomado la ciudadela, y los rehenes de los Bolton estaban siendo liberados. Las cabezas de las familias Karstark, Umber, Tallhart, Glover… fueron liberados de las mazmorras de Corona de Hielo, y mientras Uther y Oweyn eran conducidos a las salas de curación, Erwyn se reunía con Lady Sif Karstark, que había sobrevivido  a las privaciones de su cautiverio, al tiempo que descubría que Ramsay Bolton había amputado las dos manos a Aeric Aesirk, el hijo de Uther y heredero legítimo de la casa Aesirk. Erwyn trató de limpiar la imagen de Uther y Oweyn a ojos de Sif, que los consideraba traidores, y finalmente esta aceptó sus explicaciones, ayudando en la curación de su hijo y su sobrino. Por lo que los prisioneros contaron, los hombres de Bolton habían maltratado a sus prisioneros, llegando a ahorcar a lady Maege Mormont, y solo la llegada de Ser Boros Blount había puesto coto a los excesos de esta situación, consiguiendo controlar a la canallesca que Bolton había dejado en Puertoescarcha. De inmediato, Jon y Erwyn, mientras el Uther y Oweyn se recuperaban, comenzaron a preparar el viaje de Erwyn, Uther y Oweyn a Dorne, haciéndose pasar por Caballeros Negros en busca de reclutas.

                Sin embargo, pocos días después, les llegaron noticias de que una fuerza militar se acercaba a Puertoescarcha bajo el estandarte del Hombre Desollado. Los Hermanos Negros guarnecieron Corona de Hielo, poniendo especial interés en mantener despejado el puerto y dispuestos a soportar el asedio. El propio Roose Bolton se acercó al puente para negociar con Robb Stark… aunque fue Erwyn quien salió a parlamentar con él. Roose reclamaba Puertoescarcha como una posesión legítima de la familia Bolton, entregada a estos por el rey Tommen Baratheon. Pero Bolton exigía hablar con Robb, y finalmente, Erwyn reveló que el Joven Lobo no estaba allí, y que Roose debería mirar hacia sus tierras, donde cuando regresara, probablemente se encontrara con que ya no poseía dominios. Su título de Guardián del Norte era ilegítimo, y los hombres del Norte se habían alzado contra Fuerte Terror. Sin embargo, Roose no tuvo tiempo de entender la enormidad de lo que se le estaba avisando. Uno de sus guardias avanzó hacia él y hundió una daga en su espalda, y luego le degolló. Desde la torre no le escucharon pero de sus labios escapó la frase valar morghulis. Con el caos resultante, los hombres de Bolton se dispersaron, y en la confusión, Erwyn y Oweyn, junto a algunos de los Hermanos Negros, se hicieron a la mar, quedándose Uther en Corona de Hielo para ayudar a su madre, a su mutilado hijo y a la Guardia de la Noche.

                En un barco con velas negras, Erwyn y Oweyn se dirigieron hacia el sur, con destino a Campoestrella, el dominio natal de lo Dayne, y donde tanto Arthur como Ashara Dayne habían vivido… y en el caso de esta última, muerto.