No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 14 de mayo de 2013

ANIQUILADORES CONTRA VENGADORES


                Hace algunas semanas, en la sección Grandes Eventos del Cómic, hablamos de Jim Starlin y sus sagas de Thanos, y como este guionista había insuflado nueva vida al lado cósmico de Marvel. Con el fin de la trilogía del Infinito, lo cierto es que este Marvel más cósmico fue de capa caída, hasta que hace algunos años, DnA llegaron a ese rinconcito del Universo y lo hicieron suyo. El tándem formado por Dan Abnett y Andy Lanning hizo su aparición en el relanzamiento que se llamó “Aniquilación”, y tomaron las riendas del lado cósmico a través de la serie Nova, la miniserie Aniquilación: Conquista, y la colección Guardianes de la Galaxia, y que alcanzaron su cénit y caída a través de Guerra de Reyes, Reino de Reyes y El Imperativo Thanos, de lo cual hablaremos en su momento.



                Todos sabemos que en breve y debido a la película Vengadores y su final (que ya no es spoiler, con Thanos perfilándose como la futura amenaza), el escritor Brian Michael Bendis, arquitecto de los Vengadores en estos últimos años, ha salido hacia el mundo cósmico, donde va a resucitar a los Guardianes de la Galaxia, como impulso a la futura película basada en este grupo. Pero antes de despedirse de la que ha sido “su franquicia”, DnA quisieron dejar una última saga, con el grupo surgido a raíz de las consecuencias de El Imperativo Thanos, los Aniquiladores. Si recordáis, este grupo está formado por los grandes elementos del lado cósmico de Marvel: Quasar, Ronan el Acusador, Gladiador de los Shi´ar, Billy Rayos Beta y una de las Caballeros Espaciales de Rom (que no Rom, por problemas de derechos).



                Este mes, Panini nos trae la última intervención del dúo DnA en el mundo cósmico de Marvel antes de pasar el testigo a Bendis, y lo hacen, como no podía ser de otra forma, uniendo a sus Aniquiladores con Los Vengadores, en un crossover en la más pura tradición de Marvel. Así llega a nosotros Aniquiladores contra Vengadores, donde se reúnen los cuatro números de que constó la serie limitada en EE.UU, y donde DnA han retomado una vieja trama que ya manejaron en Guardianes de la Galaxia: el conflicto con la Iglesia Universal de la Verdad, el viejo instrumento del Magus para alcanzar el poder, el grupo que obtiene energía de la fe de millones de creyentes en todo el Universo… y que ha llegado a la Tierra, donde en un centro de investigación en Colorado, planean resucitar a uno de sus personajes más importantes… bueno, obviamente se trata del propio Magus, ese lado oscuro de Adam Warlock que tantas preocupaciones ha dado al Universo, y que en este tomo regresa de una de las maneras más insidiosas que se ha visto en el Universo Marvel. La historia en sí no puede tener un formato más básico: los Vengadores y los Aniquiladores se encuentran, se enfrentan (hay historia entre Ronan y los Vengadores como para llenar libros) y luego deciden trabajar juntos contra un mal mayor, el Magus en este caso. A pesar del clasicismo y simplicidad de la historia, la verdad es que es bastante entretenida, y se hace corta, siendo quizá cuatro números pocos para este enfrentamiento/alianza, que señala el camino por el que Marvel se quiere mover en el futuro.



                En cuanto al apartado gráfico, para terminar… pues no puedo decir que Tang Eng Huat sea uno de mis dibujantes favoritos, y aunque no hace un mal trabajo, creo que el apartado cósmico de DnA le queda un poco grande. Por cierto, la historia complementaria de Groot y Mapache Cohete… absolutamente genial, como siempre.