No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 21 de mayo de 2013

¡DESUNIDOS! O LOS VENGADORES DE BENDIS.


Cuando Marvel y el guionista Brian Michael Bendis firmaron que éste pasaba a hacerse cargo de los Vengadores, estoy seguro de que ninguna de las dos partes imaginaba que el futuro que vendría sería cómo ha sido. Cuando Bendis llegó a Vengadores, además de cómics fuera del mainstream como Torso, tenía en su haber la serie bandera del universo Ultimate, Ultimate Spiderman en la que parecía que iba a marcar (ha marcado ya de sobra) records de permanencia, y series de carácter más independiente, como Alias. Su llegada a Vengadores estaba marcada por la polémica incluso desde antes de que esta empezase como tal: se cerraba de forma apresurada la etapa de Chuck Austen, que a su vez había llegado a toda prisa para reemplazar a Geoff Johns. Y Bendis llegaba para hacer lo impensable: cerrar la serie Vengadores para volver a empezar desde cero con una serie que tendría por nombre Nuevos Vengadores. Así, junto al dibujante David Finch, Bendis llevó a cabo la saga Desunidos, en la que puso punto a final a los Vengadores como tales. ¿El motivo? La Bruja Escarlata enloquecía, y acababa con la vida de la Visión, Ojo de Halcón y el Hombre Hormiga; Hulka quedaba en estado bestial, la Avispa y Corazón de León en coma… Con un epílogo que ha constituido quizá el mejor homenaje que se ha hecho a los Vengadores y de los que hacen saltar lagrimitas, llegaba a su fin el modelo clásico de los Vengadores.



                Al mes siguiente nos encontrábamos en las librerías con Nuevos Vengadores, del mismo equipo, Bendis y Finch. Y ahí, comenzaba la andadura de Bendis como tal para llevar a cabo su ambicioso proyecto: devolver a los Vengadores al centro del Universo Marvel, hacer que todas las sagas importantes, todos los grandes sucesos ocurrieran alrededor de ese equipo, de ese mundo, de ese grupo que era la reunión de Héroes más poderosos. Bendis rompió todos los esquemas habidos y por haber, con una formación de Vengadores totalmente novedosa, que incluía pesos pesados como Iron Man y el Capitán América, héroes de segunda fila como Luke Cage o Spiderwoman, y personajes a los que jamás hubiéramos imaginado ver en los Vengadores, Spiderman y Lobezno. Como si estuviera arrojando una llave inglesa en un engranaje, Bendis lanzó su equipo al Universo Marvel. Y provocó admiración o pasmo, pero nunca indiferencia. Acompañado por una decena de dibujantes en su andadura, Bendis hizo que Vengadores se convirtiera en una franquicia que nada tenía que envidiar de las muchas coleccione protagonizadas por mutantes. Tomó en sus manos el destino de los mutantes, y con Oliver Coipel, nos dio Dinastía de M, dejando una situación que luego continuarían los propios guionistas del lado mutante de Marvel. Borró a Alpha Flight de un plumazo con dibujos de Steve McNiven; convirtió al Encapuchado en un personaje a tener en cuenta, nos contó que Iron Man, Reed Richards, Charles Xavier, Rayo Negro y Namor habían manipulado a los héroes durante años como los Illuminati. Sembró las semillas de Civil War, de World War Hulk y de Secret Invasion (que escribiría personalmente), y se convirtió en el arquitecto principal del Universo Marvel. Después de Civil War puso en circulación una nueva colección de Vengadores, Poderosos Vengadores; después de Invasión Secreta llegarían los Vengadores Oscuros, y tras Asedio el terreno estaba preparado para Vengadores Secretos, la única colección de Vengadores donde el guionista no sería el encargado principal, pero donde su influencia era evidente. Mejor o peor acompañado, Bendis ha trabajado con David Finch, Steve McNiven, Frank Cho, Leinil Francis Yu, Mark Bagley, Mike Deodato Jr, Daniel Acuña, Stuart Immonem... y toda una plétora de dibujantes, mejores o peores, pero que han reflejado las historias que Bendis ha contado con la espectacularidad u oscuridad que se esperaba de ellos.



                Marvel Now ha llegado, y Bendis abandona finalmente la franquicia Vengadores, y lo hace cerrando los cabos que ha dejado sueltos antes de pasar a nuevos niveles. Los mutantes, cuyo destino marcó en Dinastía de M, le han reclamado, y se hará cargo de Uncany X-Men y de All New X-Men; y además, siguiendo el itinerario cinematográfico marcado por la compañía, en previsión de los futuros estrenos, se marcha al lado cósmico, donde se hará cargo de una nueva serie dedicada a los Guardianes de la Galaxia.



                Como he dicho por ahí arriba, Brian Michael Bendis ha gustado o no. Ha tenido momentos brillantes, y momentos absolutamente bochornosos. Ha cambiado por completo el universo de los Vengadores, el propio concepto que teníamos de este equipo, y lo ha hecho, para bien o para mal, dándoles un peso que hacia mucho que no tenían en el mundo del cómic, a través de millares de páginas que, sin duda, han marcado una época en la historia del Noveno Arte en el que habrá un antes y un después de Vengadores: Desunidos.