No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 2 de mayo de 2013

nuDC: RED LANTERNS 2


Segundo tomo de Red Lanterns y fin de la breve etapa en la serie de Ed Benes, que se ha marchado a la franquicia del murciélago, dejando hueco en el lado cósmico del Universo DC a Miguel Ángel Sepúlveda, especialista en historias de Ciencia-Ficción y que se ocupará (al menos por un tiempo, que según está el patio en DC… a saber) de esta colección junto con Peter Milligan, que de momento, sí continúa al frente de los heraldos de la Rabia.



                Tras el final del primer tomo, la situación en Ysmault había quedado en tensión: la necesidad de Atrocitus de tener un “co-líder” para sus guerreros rojos, le había llevado a dotar de una mayor inteligencia a Bleez, lo que hizo que esta revelara que, bajo esas alas de hueso y el cuerpo de modelo se escondía mucho carácter trepa, ansiando enseguida hacerse con el lugar de Atrocitus frente a los Red Lantern. Además, esto coincidía con una crisis existencial del líder del cuerpo, la aparición del que había sido su fallido intento de un primer Red Lantern (una criatura llamada Abysmus), y la llegada a Ysmault del segundo Red Lantern de origen terrestre, el inglés Jack Moore (Dex-Starr era mucho más divertido). Así, este segundo tomo de Red Lantern, que sirve además como preludio a la próxima saga cósmica de DC, la relacionada con el Tercer Ejército de los Guardianes, cuya preparación ya habíamos visto en Green Lantern, New Guardians y Green Lantern Corps.



                Con todo esto, nos encontramos a los Red Lantern Corps en un momento de intensa confusión, con un cisma entre ellos (los fieles a Atrocitus enfrentados a los seguidores de Bleez), y volcados a una intensa búsqueda, ya que Abysmus ha conseguido destruir la Batería de Poder Roja, debilitándoles y arrebatándoles gran parte de su poder. Así, mientras unos buscan a Abysmus, Bleez dirige a los suyos a Zamarón, ya que acusa a las Zafiros Estelares de lo ocurrido en Ysmault, lo que llevará a un enfrentamiento directo entre ella y Fatalidad. Y todo esto ocurre con Jack Moore debatiéndose entre su pensamiento humano y la furia del anillo rojo.



                Además, en este número (como vemos en portada), Atrocitus tiene un encontronazo (un tanto forzado) con la agencia Stormwatch en su versión nuDC, con el líder de los Red Lanterns enfrentándose a Apolo, Midnighter, Hawksmoor y Engineer, que ya habían tenido sus más y sus menos en la colección dedicada a este antiguo grupo de Wildstorm, ahora integrado en DC.
                Como veis, muchos eventos para un número que básicamente sirve de puente entre la presentación de la colección y su implicación en la historia del Tercer Ejército, y aunque es entretenido, lo cierto es que el guión de Milligan esta vez no destaca prácticamente en nada, aunque los lápices de Sepúlveda hacen que el cómic sea muy, pero muy disfrutable.