No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 19 de septiembre de 2013

HIT GIRL

                Es curioso ver cómo algunos personajes secundarios tienen la capacidad de hacer que los principales queden deslucidos, y convertirse en os auténticos protagonistas de las historias que se cuentan. Y un caso flagrante es el que nos ocupa hoy. Hit-Girl apareció como un personaje secundario en la serie superventas de Mark Millar y John Romita Junior, Kick-Ass, un cómic que llamó tanto la atención de todo el mundo hasta el punto de que sin pertenecer a una de las grandes, dio incluso su salto al cine, estando a punto de llegar a las pantallas su segunda parte.



                Mindy Macready es una niña de unos doce años (según cuentan) de edad y unos ocho según su aspecto dibujada por Romita Jr, hija de Damon Macready, un padre divorciado que había secuestrado a su propia hija para entrenarla y convertirla en una máquina de matar. Con los nombres de Big Daddy y Hit Girl, Mindy y Damon eran dos más de los superhéroes de calle que aparecieron en Kick-Ass, al que deciden entrenar… pero el personaje de Hit-Girl resultó tan interesante que, como se ha dicho antes, eclipsó al propio Kick-Ass, tanto en la propia serie dedicada a Kick-Ass como en su segunda parte… y en la miniserie que Millar y Romita Jr le han dedicado a Mindy, como precuela de Kick-Ass 2.



                En Hit Girl asistimos al intento de Mindy de convertirse en una chica normal, después de la muerte de Big Daddy y de su reencuentro con su madre, una mujer normal que ha sufrido durante años por la desaparición de su hija, y casada con un agente de policía decente que conoce la verdad sobre la muchacha. Mientras Kick-Ass se entrena para ser un héroe, Hit Girl debe hacerse un lugar en un terreno que se le antoja mucho más peligroso que luchar contra la mafia rusa con metralletas: un instituto, con sus animadoras, sus teléfonos móviles, sus clases y sus grupos de acoso escolar. Y por supuesto, Mindy los enfoca con su peculiar forma de ver el mundo y la vida, mientras hace frente por otro lado a los mafiosos de la familia Genovese. Además, en este preludio de la secuela de Kick-Ass (que complicado), vemos el cambio de Red Mist, de idiota callejero al primer supervillano del mundo de Kick-Ass.




                En resumen, Hit Girl nos trae el Millar al que ya estamos acostumbrado, junto al mejor John Romita Junior que hemos visto en los últimos tiempos, debe ser que para sus trabajos en Millarworld se esfuerza más que para Vengadores en Marvel… Y muy, muy, muy, muy entretenido.