No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 30 de septiembre de 2013

DRAGONES Y MAZMORRAS 5

Hoy presentamos:
El Retorno de la Hermandad.


Escoltados por la guardia de Puertolibre, los personajes fueron llevados a las Cortes, donde se encontraba el Consejero Verlaine, que les requería. Tras una corta espera, Verlaine les recibió, mostrándose poco dispuesto a escucharles. El Consejero Verlaine asumió que era cierto que los personajes no habían tenido nada que ver en la masacre realizada frente a su propia casa, creyendo en su excusa de que habían sido suplantados por miembros del Pueblo Serpiente. Aún así, Verlaine desconfiaba de los grupos de aventureros, y a pesar de las alegaciones de estos sobre la presencia de los Hombres Serpiente y su posible participación en la construcción del Faro de Drac, el Consejero exigió a los personajes que abandonaran la ciudad al día siguiente.

Furiosos con Verlaine, los personajes fueron escoltados por los guardias de Verlaine hasta el Templo de Deneir, donde sanaron sus heridas, y consiguieron evadir a la guardia, con la ayuda de uno de los sacerdotes al que pagaron generosamente. Tras salir del Templo, Tharkas, Eärwen, Hank y Alexiel recopilaron información sobre Verlaine y el Capitán Anton Drac. Ambos habían llegado juntos al poder, Verlaine había conseguido que Drac gobernase realmente sobre la ciudad, y Drac había delegado en Verlaine prácticamente todas las cuestiones de gobierno real, incluyendo la construcción del Faro. Desconfiando de los dos personajes por igual, estos fueron asaltados por el Hermano Elgin, aterrorizado porque Lucius había vuelto a desaparecer. Sin embargo, Tharkas desconfió de Elgin, y tras atraparle en un renuncio de información, Tharkas y Hank acorralaron y neutralizaron a Elgin, descubriendo que era un Hombre Serpiente. A través de él consiguieron averiguar cual era la entrada al nuevo templo del Pueblo Serpiente, y hacia allí se dirigieron, sólo para caer en la trampa de los Hombres Serpiente.

Las indicaciones de Elgin les llevaron a través de las alcantarillas a una factoría de ladrillos, siendo atrapados por otro hombre serpiente en una cámara de destrucción de ladrillos, que estuvo a punto de acabar con ellos. Hank consiguió deslizarse fuera de la cámara, y Alexiel utilizó su magia para salvarse a sí misma y a Eärwen, matando al hombre serpiente. Tharkas estuvo a punto de quedar aplastado dentro, pero finalmente Alexiel consiguió sacarle de allí. Tras conseguir encontrar la entrada al auténtico templo de las Serpientes, los personajes lo exploraron, encontrando un libro llamado La Auténtica y Secreta Historia de la Hermandad de Puertolibre, descubriendo que Puertolibre había sido antaño parte de un continente dominado por los Hombres Serpiente, Valossa, que había sido asolado por la llegada del Innombrable... y que argumentaba que el Templo del Dios del Conocimiento era una tapadera para el culto a este siniestro dios. Finalmente entraron en la cámara del Dios Innombrable, rescatando a Elgin y acabando con un grupo de Hombres Serpiente que lo mantenían allí retenido. Eärwen encontró una puerta secreta bajo la estatua del Innombrable, que les llevó a un túnel que conducía a las bodegas de la casa del Consejero Verlaine...