No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

viernes, 27 de septiembre de 2013

LOS VIERNES DE MARCO: SKYRIM

Fantasía épica y Sandbox

            Pues hoy os quiero hablar de un juego que me ha tenido enganchadísimo desde el primer día en el que el dueño de este blog me lo regaló, allá por el 6 de Enero de este año. Y no es otro que esa maravilla llamada Skyrim.

The Elder Scrolls V: Skyrim

            Hablar de Skyrim es hablar de la quinta entrega de la saga “The Elder Scrolls”, una de las grandes en esto del rol electrónico. El juego está desarrollado por Bethesda y es un sandbox en toda regla. Es decir, las elecciones son libres y las consecuencias infinitas. Un enorme mapa donde poder moverte libremente y donde encontrar retos que aceptar o rechazar, sin olvidar la trama principal.
            Empezó la saga con Arena (que a modo de anécdota, decir que se enfocó como un juego de gladiadores que iban en busca de gloria, antes de decantarse por el rol), continuó con Daggerfall para dar paso a Morrowind (a partir de aquí ya era popularísimo) y terminar con Oblivion y este Skyrim. Todos los eventos ocurren en Tamriel, que es el continente donde se desarrollan todas las historias.

En Skyrim la libertad es absoluta.

            Comenzamos el juego siendo prisioneros y creando a nuestro personaje. Personaje del que podremos elegir la raza, el aspecto, el nombre, etc… El problema es que está sentenciado a muerte por el Imperio, hasta que aparece un dragón y te salva de la quema (nunca mejor dicho). Aquí empieza la aventura y puedes hacer lo que te de la real gana… Sin ir más lejos, llevo meses jugando y he vuelto ahora a la historia principal… ¡convertido en el archimago del Colegio de Hibernalia!... y eso que la dejé a un lado y ahora la estoy empezando. Puedes cambiar los atributos de tu personaje como quieras (sobre todo al subir de Nivel, ya que podrás elegir algunas de las habilidades que el juego te propone). Empecé siendo un guerrero, para ser ahora un mago letal (es que mi “Jon Stark” es la releche, coño).

Dragones y mazmorras, un mundo infernal...

            Por cierto, se supone que aquí hay dragones… pues tras meses jugando a mí no me ha salido ni uno. Solo un dragón-esqueleto en las profundidades de Laberintia y no cuenta como tal.
            Ni que decir tiene que hay infinidad de misiones que puedes realizar y todas están especificadas y colocadas en un menú para que no te líes. Hay mazmorras, ciudades, ríos, bosques… y nieve, mucha nieve. Ya que Skyrim es muy nórdico y como tal bebe directamente de la cultura nórdica y del frío.
            Podrás encontrarte dragones (eso dicen), gigantes, trolls, vampiros, lobos y un largo etcétera. No se siquiera si este maldito juego tiene fin (además de que ya hay una expansión). No sé si GTA V es más grande… pero solo se que este y “Heavy Rain” han sido mis dos juegos favoritos de esta generación. Os invito a probarlo. Es directamente… ¡¡BRUTAL!!
            Por cierto, el nivel técnico es la leche y comparado con Oblivion (su antecesor) parece de otra generación distinta. Claro que tiene sus Bugs, ya que abarcar tanto es imposible sin cometer algún pequeño error.
            ¡¡Felices Pesadillas!!