No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 5 de noviembre de 2013

MUNDO PUTREFACTO 3: EL REINO ROJO

                El final de los dos primeros tomos de Mundo Putrefacto nos dejaba en una situación bastante inquietante para el futuro de todos los implicados. Recordemos: Animal Man y la Cosa del Pantano se arrojaban a la Putrefacción para enfrentarse a su avatar, Anton Arcane, pero todo resultaba ser una trampa y cuando regresaban, pasado un año, la Putrefacción había dominado el mundo y a sus héroes, Superman entre ellos. Buscando a Abigail Arcane, la Cosa del Pantano daba con Bárbara Gordon, convertida ahora en una especie de Woman-Bat por el suero del doctor Kirk Langstrom, y descubría que Batman había tenido un último plan, una especie de robot atmosférico que, con el suero regenerativo en el que Alec Holland había trabajado y que había propiciado su transformación en La Cosa del Pantano, podía eliminar la mancha de la Putrefacción. Mientras, Frankenstein también se enfrenta a la Putrefacción, ya que Arcane ha elegido como “segundo al mando” a Víctor Frankenstein, su creador. Al final del segundo tomo, Frankenstein derrotaba a su creador y se hacía con el control de la Máquina de Almas con la que él mismo había sido creado, consiguiendo así un Ejército de Jirones con los que hacer frente a la Putrefacción. Y seguíamos sin saber qué había sido de Buddy Baker, pero en este tercer tomo llegan las respuestas.


                Así, Jeff Lemire es el encargado de contarnos como Buddy Baker regresa de la Putrefacción para encontrarse con el mundo dominado por Arcane, y un pequeño grupo de héroes que forman la resistencia, reunidos en Ciudad Tótem, un reducto creado por los propios Tótem del Rojo y en el que Acero, John Constantine, un Beast Boy rojo y Orquídea Negra aún continúan luchando contra la Putrefacción. Mientras ellos se unen a Frankenstein para atacar Metrópolis y rescatar a un “campeón legendario” que está prisionero en la ciudad, a través de varios flashback, Lemire  nos cuenta cómo fue la lucha de la Putrefacción con el Rojo, o más bien, cómo los Cazadores derrotaron a Maxine, la hija de Buddy.


                Además de los números referentes a Animal Man, este tercer tomo de Mundo Putrefacto nos trae la conclusión de la saga, de manos de sus dos creadores, el propio Lemire y Scott Snyder, en un curioso final de cruce, que nos trae la batalla final entre Arcane y los héroes, y luego, por separado, como uno y otro vuelven atrás en el pasado para corregir los actor de Arcane, aunque uno y otro tendrán que hacer poderosos sacrificios para derrotar a los heraldos de la Putrefacción y acabar con el futuro dominado por Arcane.




                Con este final (previsible por otro lado) ha acabado la gran saga planteada en ese rincón de DC conocido como “La Oscuridad”, y donde el tándem Scott Snyder/Yanick Paquette ha dado sopas con ondas al resto de los equipos creativos, haciendo que el primer tomo de la saga fuera sin duda el mejor de todos Mundo Putrefacto nos deja a sus tres principales protagonistas al frente de curiosas situaciones: un nuevo avatar de la Putrefacción, La Cosa del Pantano desprovista de su lado humano, la familia de Buddy Baker con una pérdida irrecuperable, y Frankenstein al frente de un ejército de monstruos.
                ¿Cómo se resolverá el futuro con estos eventos?