No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 6 de octubre de 2014

LAS ESPOSAS DE ENRIQUE VIII EN LA MÚSICA

Hoy vamos a hacer un post un poquito especial, y vamos a mezclar música e historia. No hace falta que a estas alturas, deje ver mi predilección por la historia de los Tudor, del primero al último, y me gusta ver cómo se interpreta fuera del mundo de la historia a Enrique VIII y su entorno. Así que hoy vamos a ver cómo se han mostrado en la música el rey y sus esposas...

Para empezar, una obra que habitualmente se atribuye, ni más ni menos, que a Enrique VIII, y os la traigo en su versión más clásica. Por cierto, ¿sabíais que hay dudas sobre que Enrique escribiera realmente esta canción y se plantea que es posible que su autora fuera la reina Catalina de Aragón?





Seguimos con la primera esposa, Catalina de Aragón. Para ella, una canción que lleva su nombre, muy ochentera y compuesta e interpretada por Rick Wackerman. Música para una de las mejores reinas que Inglaterra ha tenido.





¿Y qué decir de Ana Bolena? ¿Qué decir de la más importante de las esposas de Enrique VIII? Pues que hace poco Karliene Reynolds le ha dedicado un disco a la historia de la segunda esposa de Enrique, y os traigo el trailer del disco, con un trocito de cada canción, disco que merece la pena de principio a fin.




Tras la muerte de Ana Bolena, fue Juana Seymour quien ocupó el corazón de Enrique, su cama y el trono de Inglaterra. Loreena McKennit pone voz a una canción tradicional inglesa que habla de los últimos momentos de Juana Seymour, que murió de fiebres puerperales poco tiempo después de dar a luz al primer y único hijo varón de Enrique. La imagen que aparece es de Catelyn Tully... que no tiene nada que ver.




Tras el fallecimiento de Juana Seymour, Enrique decidió hacer un matrimonio político, aconsejado por Thomas Cromwell que quería que Inglaterra se acercase a las corrientes más radicales del protestantismo. Para ello, auspició la unión de Enrique con Ana de Cleves... una unión desastrosa que Enrique no tardó mucho en romper... Para ella, más Wackerman.




Tras su divorcio de Ana de Cleves, Enrique se enamoró o se encaprichó de una niña de turbio pasado, prima de la propia Ana Bolena, descendiente de una de las más poderosas casas de Inglaterra, los Howard. Pero tuvo un destino aciago... y prueba de él es la canción que Blackmore´s Knight le dedicó a su destino.




Y para el final, nos queda la menos recordada... Catalina Parr, la que fue viuda de Enrique VIII. No hay mucha música dedicada a ella, y por no poner de nuevo a Wackerman... os dejo la BSO de los Tudor, gran serie, gran banda sonora.