No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 2 de octubre de 2014

LOS DEMONIOS DE DA VINCI: SEGUNDA TEMPORADA

Ha pasado tiempo desde que hablamos de series (ha pasado tiempo desde que hablamos de todo), pero recuerdo que cuando terminé de ver Vikingos, empecé con la segunda temporada de Los Demonios de Da Vinci.

Por si alguien andaba despistado por aquí, le aviso desde ya: quien espere ver una historia documental sobre Leonardo Da Vinci o su época, puede cambiar desde ya de idea, y quedarse en los libros (le mandaría al canal de Historia, pero es tan poco fiable..). En base, esencia y producto, Los Demonios de Da Vinci fue, en su primera temporada una serie de acción y aventuras, y mantiene el espíritu en esta segunda, donde además crecen los momento exóticos, de exploración, viajes y aventuras en mundos distantes.




Haciendo un breve resumen de la primera temporada, hay que recordar que Leonardo Da Vinci se encontraba formando parte de un arcaico conflicto entre los Seguidores de Mitra y los Enemigos del Hombre. La madre de Leonardo había huido de Italia con el enigmático "Libro de las Hojas", y Leonardo estaba inmerso en su búsqueda, mientras en Florencia, se desarrollaban los primeros movimientos de la guerra secreta entre Roma y los Medici, con la intervención de parte del Papa de los traicioneros Pazzi, enemigos endémicos de Florencia. 



Al principio de esta segunda temporada, Florecia se encuentra sumergida en el conflicto, la guerra entre los Pazzi apoyados por el Vaticano y los Medici ha llevado a la muerte de Giuliano de Medici, el hermano del propio Lorenzo el Magnífico, a los conflictos en las calles de la ciudad, y a un golpe de estado por parte de Francesco de Pazzi, que trata de usurpar la preminencia de los Medici florentinos. Leonardo se inmiscuye en el conflicto, y aunque los Medici consiguen sobrevivir, sus enemigos en Italia son muchos, dirigidos por el propio Papa, Sixto IV, cuya maldad se va haciendo más evidente durante la serie hasta llegar a un momento "Hombre de la Máscara de Hierro" que explica además la relación del Pontífice y de su "sobrino" Girolamo Riario con la amada de Leonardo y Lorenzo Orsini, Lucrezia Donati. 



A partir de ahí, la historia se bifurca, y por un lado, podemos acompañar a Leonardo, Zoroastro, Nico (lás de Maquiavelo) y Riario en su búsqueda del Libro de las Hojas más allá del Atlántico, en el Perú Incaico precolombino; y por otro lado, la búsqueda de aliados de Lorenzo el Magnífico para conseguir burlar el interdicto papal y buscar aliados... aunque sale de la sartén para caer en las brasas cuando llega a la corte del retorcido Ferrante de Nápoles, uno de los reyes más peculiares y tenebrosos de la época, con costumbres propias de SAW, como disponer de una sala en su palacio para sus enemigos disecados en una paródica cena... 

Los Demonios de Da Vinci mantiene en esta segunda temporada su reparto (si funciona, para qué cambiar). Tom Riley, Laura Haddock, el interesantísimo Eliot Cowan, James Faulkner... Y mejora en ritmo y tramas a la primera temporada. Una curiosa serie de ciencia ficción histórica, que tiene momentos grandiosos y muy, muy divertida.