No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

lunes, 9 de marzo de 2015

KELTIA

Y siguiendo con el año rolero, hoy os voy a hablar de una de mis últimas adquisiciones del año pasado. Se trata de Keltia, publicado aquí en España por Holocubierta, dentro de la línea de fantasía histórica que abrieron con Yggdrasil, con quien comparte creadores y sistema.




Keltia: Las Crónicas del Rey Dragón nos lleva a uno de esos momentos en los que la historia y el mito se encuentran, y yo me vuelvo loco y pierdo el norte, el sur, y todos los puntos cardinales: la época del Rey Arturo. Evidentemente no es una ambientación nueva, el Rey Arturo ya tuvo un gran juego en Pendragón, que en estos momentos Nosolorol anda pendiente de reeditar, pero Keltia trata de ser más histórico y menos literario. De hecho, Keltia tiene más que ver con novelas contemporáneas sobre Arturo, como la trilogía El Enemigo de Dios, de Bernard Cornwell, que con las novelas clásicas de Thomas Malory y Chrétien de Troyes. 

Así, Keltia nos lleva al siglo V, el momento en el que se hubiera ubicado el Arturo histórico (si este hubiera existido), el momento en el que las invasiones bárbaras han llegado a Britania, con los anglos, los jutos y los sajones ocupando casi por completo el sur y el este de la isla; los pictos y los escotos en el norte, y los piratas irlandeses asaltando el Oeste. Rodeados de enemigos, en Gales (Cymru) y algunas regiones del norte, resisten los celtas, los britones que representan el sueño de Keltia, rey está buscando un nuevo heredero... y todas las miradas confluyen en un joven llamado Arthur...

El juego nos trae una completa ampliación sobre la Britania celta, personajes listos para jugar, la posibilidad de generar guerreros, hechiceros, druidas, bardos y todos los personajes que pudiéramos imaginar, y las aventuras de introducción a una campaña, Las Crónicas del Rey Dragón, que nos permitirán acompañar al joven Arturo... 

No sé como será jugarlo, pero la verdad es que la ambientación está muy conseguida, y en mi atracción por lo artúrico, he disfrutado mucho de la lectura de este juego... Seguro que si en algún momento puedo jugarlo, lo disfrutaré también.

Y os lo contaré, claro.