No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 26 de marzo de 2015

LOS CUATRO FANTÁSTICOS, 1

Hacía mucho que no hablaba de cómics, y parece que estoy monotemático. Después de hacerme una lectura de los Vengadores desde su origen hasta Desunidos, decidí ir todavía un poco más atrás y revisar la historia de los primeros héroes de la Marvel contemporánea, los Cuatro Fantásticos. 




Creación, como casi todo lo que Marvel hizo en aquellos momentos, de Stan Lee y Jack Kirby, con guiones del primero y dibujos del segundo. Stan Lee había recibido del dueño de Marvel, Martin Goodman, el encargo de realizar una colección que pudiera llevar a Marvel el éxito que estaba obteniendo DC con la Liga de la Justicia de América. Descontento con Marvel, Lee estaba pensando en abandonar la editorial, pero en ese momento, decidió darse una última oportunidad, y lo hizo creando su propia versión de lo que un grupo de superhéroes debía ser. Así, creó a La Primera Familia, los Cuatro Fantásticos, un grupo de héroes que, en principio, no iban a llevar uniformes y que serían los héroes de la calle, aunque no tardarían en obtener sus clásicos uniformes azules. 



Los Cuatro Fantásticos serían una familia: el doctor Reed Richards, su prometida Susan Storm, el hermano de esta, el temperamental Johnny, y un amigo del grupo, que podría ser el hermano de cualquiera de ellos, Ben Grimm. En un mundo dividido por un telón de acero, los Cuatro Fantásticos formarían parte de un proyecto que se encontraba dentro de la lucha por dominar el espacio que enfrentaba a Estados Unidos y la Unión Soviética. En su intento de ser los primeros en dominar el espacio, los que serían los Cuatro Fantásticos se encontrarían con que no habían blindado correctamente su nave contra los rayos cósmicos, que les bombardearían desde el espacio, mutándoles y dándoles poderes. Así, Richards adquiriría elasticidad, Susan la capacidad de volverse invisible y proyectar campos de fuerza, Johnny sería la nueva Antorcha Humana, y Ben se convertiría en La Cosa, una criatura terrible y de gran fuerza. 

De momento, he leído los primeros 80 números de la colección, con las primeras apariciones de muchos personajes que hoy son históricos: los Skrulls, el Doctor Muerte, el Faraón Rama Tut y muchos otros; además de personajes invitados como Spiderman, Hulk o Los Vengadores (lo que favorecería la percepción de un mundo compartido). Al principio, serían cómics independientes, cada uno de los cuales contaba una historia autoconclusiva, pero con el tiempo, la metatrama comenzó a cobrar protagonismo, y aparecieron grandes historias que ocupaban dos o tres números, siendo probablemente las más destacada de esta época las apariciones de Galactus y Estela Plateada, Pantera Negra o los Inhumanos, que además fueron enganchadas unas a otras, generando la que para mí ha sido la mejor etapa de esa época. 



Lo cierto es que a día de hoy, muchos números antiguos de los Cuatro Fantásticos pueden hacerse un tanto cansinos, los personajes a priori no están demasiado completos, y son muy maniqueos; y si la Avispa era intrascendente y cansina en los primeros números de Vengadores, el personaje de Sue Storm es directamente vilipendiado por el resto de los miembros del equipo. Los que hoy censuran las portadas de Brian Bolland con el Joker y Batgirl, se arrancarían los ojos si fueran capaces de leer uno de estos cómics (dudo que lo sean, todo sea dicho). 

¡¡¡A ver cómo sigue!!!