No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 13 de octubre de 2011

GREEN LANTERN CORPS: GUERREROS ESMERALDA

                En los grandes eventos que proliferan en el mundo del cómic en los últimos tiempos, nos encontramos con series y series limitadas que aparecen y desaparecen, con mejor o peor calidad, con mejores y peores equipos tras ellas, y con unos objetivos más o menos claros. Y dentro de El Día Más Brillante (¿Cuántas veces he hablado ya de este evento? He perdido la cuenta…), estamos teniendo bastante suerte en crossovers, tie-in, y en la propia serie “madre”.


                Como ya todos sabéis, el genial Geoff Johns, a través de la colección Green Lantern y los eventos programados Rebirth, La Guerra de los Sinestro Corps o La Noche Más Oscura, ha situado a Green Lantern y todo lo que le rodea, todo el Green Lantern Corps en el centro de todo lo que ocurre en el Universo DC. Con Hal Jordan como protagonista indiscutible de Green Lantern y Kyle Rayner y John Stewart (junto a Soranik Natu y otros) al frente de Green Lantern Corps, había algunos Lanterns como Guy Gardner, Kilowog o Arisia que quedaban desplazados. La solución fue crear una tercera colección dentro de la factoría más verde, Green Lantern: Emerald Warriors, con guiones del más que efectivo Peter Tomasi y dibujos de ese gran talento asturiano que es Fernando Pasarin, un tándem efectivo y de primera línea cuyo primer arco argumental podemos ver en el tomo Green Lantern Corps 10: Guerreros Esmeralda (curioso que el título aluda, además de la obvia referencia a la franquicia Green Lantern, donde ya ha habido un Amanecer Esmeralda, un Crepúsculo Esmeralda…. a la antigua identidad de Gardner, cuando decidieron quitarle el anillo y darle poderes medio extraterrestres, tiempo en que se hacía llamar “Guerrero”, y nombre que puso también a su bar en Oa, el “Guerreros”).


                En Guerreros Esmeralda , vemos el resultado de la “impía” alianza entre Guy Gardner, Ganthet y Atrocitus, el líder de los Red Lantern de Ysmault. Desde que tuviera en su mano un anillo rojo de los Red Lantern, Guy ha tenido extrañas visiones sobre acontecimientos provocados por algo que parece acechar fuera, en los Sectores Desconocidos, aquellos que se encuentran más allá de los 3600 sectores patrullados por el Green Lantern Corps y los Guardianes. Consiguiendo el permiso de los Guardianes para “cartografiar” los Sectores Desconocidos, Guy Gardner, Kilowog, Arisia y la Red Lantern Bleez parten en busca de esa amenaza desconocida, para encontrarse con una historia de su pasado reciente: Sodam Yat, el Lantern daxamita que se sacrificó para volver amarillo el sol de Daxam, dándoles a los habitantes de su planeta natal poderes suficientes como para derrotar a Mongul y sus Sinestro Corps. Esto coincide con el descubrimiento de que algo está drenando la fuerza de los anillos de los Lantern, y una amenaza procedente del pasado del Universo DC (que no voy a revelar aquí, ya que es parte importante de los eventos no sólo de Green Lantern: Emerald Warriors sino de Green Lantern y la propia El Día Más Brillante), así como un nuevo enemigo, de aspecto bastante siniestro, un oscuro telépata llamado Zardor de Kralok.


                A lo largo de las páginas de Guerreros Esmeralda, estos diferentes temas se van solapando y mezclando de forma habilidosa, demostrando la maestría de Tomasi, y el genial dibujo de Fernando Pasarín sirve de apoyo no sólo válido, sino casi glorioso a toda esta historia.

                Así que nada, señores, un tomo de lo más recomendable, que debería formar parte de cualquier biblioteca, especialmente de las más verdes.