No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 20 de septiembre de 2011

CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO IV: FESTÍN DE CUERVOS



Pues tras un tiempo de impasse en mis lecturas sobre Poniente (por aquello de que el cuarto libro de Canción de Hielo y Fuego ha estado agotado en las librerías varias semanas), finalmente hace unos días lo vi en mi tienda de cómics, y claro… a la bolsa. Y claro, aunque me había hecho propósito de esperar un poco (por aquello de no quedarme con la miel en los labios hasta que publiquen en castellano el quinto libro), pues una vez que el libro estaba en mis manos… Escuché a gritos las llamadas de los Siete Reinos, así que aparqué mi lectura sobre Enrique VIII y me lancé al Festín de Cuervos.
                Bueno, debo confesar algo. Lo primero que hago cuando tengo en mis manos uno de estos libros es ir al índice para ver qué personajes intervienen en el volumen que tengo entre las manos, y bueno, aunque mi amigo Darthni ya me había avisado, la primera impresión fue un poco decepcionante, como resulta que luego el propio George R.R Martin comenta al final del libro. Ni Daenerys, ni Jon Nieve, ni Daevos, ni Tyrion… Y claro, las cosas en el libro anterior acabaron como para no echarles de menos… Bueno, por si alguno no ha leído Festín de Cuervos y va a ponerse a ello, os cuento lo que Martin comenta al final a este respecto. Parece que se puso a escribir a lo bestia, y cuando se dio cuenta, llevaba tantas páginas que probablemente la editorial le mandara muy cerca cuando las presentara, así que decidió dividirlo en dos libros, pero en lugar de hacer una partición cronológica, hizo una partición por personajes. En Festín de Cuervos se centra en lo que ocurre en el reino dominado por Desembarco del Rey, los Siete Reinos de Poniente, mientras que deja para el siguiente (Danza de Dragones, ya está en inglés y yo espero que para navidades ya esté en castellano) los hechos que ocurren en el Norte y en el Este, en un momento en el que el Invierno casi ha llegado.
                Brienne de Tarth, Jaime y Cersei, Sansa, Arya y Samwell Tarly son los narradores de esta parte de la historia, aunque Martin recurre en esta ocasión a un sistema que ya había utilizado en los prólogos, pero que aquí repite en varias ocasiones. Dedica capítulos sueltos a personajes que no son en sí “narradores” oficiales, pero a través de los cuales vemos sucesos que ocurren en lugares cercanos y que influyen en la trama central, en este caso, atendiendo a las maquinaciones de la Princesa Arianne Martell de Dorne y a la lucha por el dominio de los Hombres del Hierro, el conflicto de la familia Greyjoy. Festín de Cuervos, como dicen durante la propia novela, habla  de cómo se desarrollan las cosas en Poniente tras el fin de la Guerra de los Cinco Reyes, durante el llamado “Gobierno de las Tres Reinas”. Al centrarse en los temas de los Siete Reinos, y dejar de lado el Norte y lo que acontece alrededor de Daenerys, nos encontramos en Festín de Cuervos una novela de marcado carácter político, apartados los elementos sobrenaturales que rodean a Jon, Bran y Daenery para poner el acento en las manipulaciones políticas de Cersei Lannister, auténtica protagonista de este libro. Y si cuando hablaba de Tormenta de Espadas comentaba que Martin había conseguido que Jaime Lannister me cayera bien… en Festín de Cuervos ha conseguido que aún odie más a Cersei. O sea, ya no es que quiera que muera. Es que quiero que sufra, mucho. Mucho.
                En fin, no puedo decir mucho más sin caer directamente en el mundo del spoiler para aquellos que aún estáis en los libros anteriores o que no estáis leyendo Canción de Hielo y Fuego (si es así… ¿a qué esperáis? ¡¡Corred!!), así que no quiero contar que hace exactamente cada uno de los personajes, simplemente decir que el libro mantiene el nivel de calidad, actividad y adicción de los libros anteriores… aunque no el de sorpresas por página que tenía el segundo volumen de Tormenta de Espadas, lo cual realmente casi se agradece, no sé si podría haber resistido otro ataque de sorpresas como ese…
                ¡Valar Morghulis!

PS: ¡¡Por cierto!! Este post es también un poco conmemorativo... ¡¡porque es el número 200!! ¡¡Doscientos posts ya en el Iconocronos!! Y parece que fue ayer...

3 comentarios:

alarico dijo...

Enhorabuena Tomás por tus 200 posts!

Yo sigo esperando a que traigan a algún sitio el tercero... que hay libros que, como digo siempre, uno tiene que tener.

El Espiritu de las Navidades Pasadas dijo...

Enhorabuena por tu comentario número 200; y mucho más por haberlo logrado en tan poco tiempo. La envidia más sana me corroe.

Tan solo decirte que respecto a la traducción de "A dance with dragons" hay división de opiniones. Según el mundillo de la blogosfera tendremos el libro para esta campaña de Navidad. Peeeero, y aquí viene lo jodido, según la distribuidora (cosas de ser librero y tener buenos amigos) no hay libro en español en menos de un año o año y medio. Vamos, para la Navidad de 2012. Por lo que pudiera pasar yo ya estoy leyéndolo en inglés, que así de paso practico. Eso si, te adelanto que te va a gustar. Y mucho.
Lo dicho, mi más sincera enhorabuena y sigue en esta línea, que aquí tendrás lectores.

Tomás Sendarrubias dijo...

¿¿Para Navidad de 2012?? ¡¡Pero si se acaba antes el mundo!! Madre mía, al final voy a tener que traducirlo yo... porque leerlo en inglés como que no... Que me voy a volver loco...