No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 29 de octubre de 2013

INSIDIOUS: CAPÍTULO 2

Hace ya tiempo que en este blog se habló de la primera parte de esta película, Insidious (os dejo aquí el enlace), y este fin de semana se ha estrenado en España lo que parece que va a ser sólo la segunda parte de una saga que se va a alargar bastante en el tiempo. Insidious: Capítulo 2 viene a traernos la continuación directa de la primera parte, siguiendo el espíritu que James Wan parece haber adquirido para sus películas de fantasmas, y que ha tenido su máximo exponente en la absolutamente genial Expediente Warren, con su actor fetiche, Patrick Wilson, como protagonista.



Resumamos: en Insidious, veíamos como la familia Lambert tiene que hacer frente a una situación paranormal, su hijo Dalton cae en una especie de coma y atrae a varias entidades espectrales que torturan y atormentan a todos los miembros de la familia. La sorpresa viene cuando descubrimos que Dalton no es el primero de los Lambert en tener "problemas" con lo sobrenatural, pues de pequeño, su padre, Josh, había tenido problemas parecidos. Si no habéis visto la primera parte no sigáis leyendo, que vienen los spoilers.

Al final de Insidious, Josh Lambert entraba en el "Otro Lado" para buscar a Dalton, y aunque regresa, lo hace trayendo consigo a una entidad parasitaria, una especie de grotesca vieja vestida de negro que le "posee", dejándonos con la muerte de la parapsicóloga que había ayudado a los Lambert y a la familia en la precaria situación de tener al coco entre ellos. Capítulo 2 arranca desde ese mismo momento, con la policía investigando la muerte de la parapsicóloga Elise, y Renei, la madre de la familia, desconfiando (y con razón) de Josh. Para relajarse, vuelven a la casa en la que Josh había crecido, junto a su madre, y donde ya se habían producido fenómenos extraños cuando el actual poseído era un crío, aspecto que también es tratado en la película. Y mientras Renei trata de hacer frente a los problemas de la casa, la madre de Josh, Lorraine, junto a los colaboradores de la difunta parapsicóloga, investigan el origen de la entidad parasitaria que parece acosar a los Lambert, llegando a una historia digna del mejor Hitchcock (me refiero a la trama de la Novia de Negro, evidentemente).

Así, tras unos primeros veinte minutos o media hora repletos de sustos y saltos, la película se suaviza (relativamente) para transformarse en una trama de investigación y aventuras más que de terror en sí mismo, con muy buen ritmo, que engancha y entretiene desde el principio. Evidentemente nos encontramos ante otra de esas películas que no pasará a la historia del cine (ni creo que este sea el propósito de James Wan), pero que es tremendamente entretenida, de esas que merece la pena ver para pasar un buen rato.

O uno malo... depende...