No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 24 de octubre de 2013

LA OLA

Como ya he comentado varias veces, con Marco en el equipo del Iconocronos, el cine ha ganado enteros en el blog. Además de pelis de Superhéroes, por aquí hablamos de otro tipo de cine. Y un ejemplo de "ese otro tipo de cine" es sin duda La Ola, peli alemana que he visto esta tarde y que no me atrevería a confirmar si llegó a salir en su día siquiera a las taquillas del cine.



La Ola es una película alemana dirigida por Dennis Gansel y protagonizada por actores alemanes, completamente desconocidos en España. Jurgen Vogel, Frederick Lau, Max Liemelt, Jennifer Ulrich o Christiane Paul son algunos de los actores que forman el reparto de la Ola, aunque realmente da un poco igual quienes sean los protagonistas, ya que no se trata de una peli donde el peso recaiga en qué estrellas forman o no parte de su elenco. La Ola es una película donde el peso de lo que ocurre recae por completo en el guión, y sobre todo en el trasfondo sociológico que la película nos trae. Basada en la obra La Tercera Ola, Dennis Gansel se lleva el argumento de esta novela al lugar donde más espeluznante puede resultar cuando hablamos de nazis: Alemania. Y es que aunque La Ola no es una película de nazis al uso, sí que por su trasfondo podría calificarse como una película sobre el Tercer Reich, o al menos, sobre como el nazismo se convirtió en una fuerza capaz de sublevar a un país entero, de llevar a miles de personas completamente normales al punto en el que una nación se convirtió en un monstruo.

Y es que la Ola habla sobre todo de un experimento sociológico a pequeña escala. Un profesor de instituto alemán, Rainer Wenger, comienza un trabajo con sus alumnos de una asignatura política sobre la Autocracia. Evidentemente el referente inmediato para unos chicos de Alemania es el Tercer Reich, afirmando que en la Alemania moderna no hay sitio para que algo así pudiera volver a ocurrir. Dispuesto a hacerles entender cómo comenzó el nazismo y la fuerza del grupo el profesor comienza a crear junto a sus alumnos lo que se va transformando poco a poco en un movimiento de corte totalitario que agrupa a muchos de los alumnos del instituto. Poco a poco, estudiantes que cumplen diferentes roles se van integrando en la Ola, marginando a los que no son como ellos, agrupándose para la diversión y el deporte y tratando de absorver a los que no son como ellos hasta llegar a un momento en el que la respuesta es "sólo cumplía órdenes".

A través de una narración por días que se desarrolla durante una semana, vamos viendo como los estudiantes se van radicalizando, a través del culto a la figura de su profesor, y más allá de eso, del grupo que forman: la Ola, con sus propias vestimentas, códigos internos y oposición a otros grupos (encuentran incluso su enemigo en los Anarquistas alemanes, tanto como figura a nivel de calle como dentro del Instituto, en otra de las clases de política. La Ola genera filias y fobias, relaciones de dependencia y nuevos líderes, cambiando por completo las relaciones y equilibrios entre los alumnos del Instituto... hasta un final que escapa de las manos de todos aquellos que habían participado en la Ola y que sin embargo, no deja de ser previsible.

En resumen, una gran película, bien llevada, bien trabajada, y que merece la pena ser vista por cualquiera medianamente interesado en la sociología y los movimientos de masas.

¡¡Gran peli, gracias Marco!!