No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

jueves, 7 de marzo de 2013

ACADEMIA VENGADORES: SEGUNDAS OPORTUNIDADES


             

    Uno de los mejores proyectos que hemos vivido en la última década fue sin duda Jóvenes Vengadores. A través de Generación-X y Nuevos Mutantes nos habíamos acostumbrado a ver el “cambio generacional” en el mundo mutante, pero no así en el de los Vengadores. Con la llegada de Wiccan, Hulkling, Ojo de Halcón, Patriota, Estatua, Iron Lad y Veloz, nos dimos cuenta de que era posible encontrarnos con héroes jóvenes en el ámbito de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, y aunque el grupo oficial de Heinberg se ha convertido casi en un equipo de culto con escasas y medidas apariciones (a veces no del todo afortunadas), la idea caló en Marvel, y así, después de Civil War, pudimos ver la aparición de La Iniciativa, donde los jóvenes héroes eran entregados para formar parte de la Iniciativa de los Cincuenta Estados de Iron Man. El concepto fue cambiando en los siguientes años, con la transformación de la Iniciativa (y su colección) en un lugar de entrenamiento y acogida de villanos con la llegada al poder de Norman Osborn tras Invasión Secreta.



                Después de Asedio y la caída de Osborn, el concepto de jóvenes héroes se recuperó, y así nos encontramos en estas semanas con el quinto tomo de la serie Academia Vengadores en nuestras manos. En los primeros cuatro volúmenes de la serie, pudimos ver cómo el equipo se formaba reuniendo no a los futuros héroes, sino a jóvenes torturados por Osborn o por el mundo, y que según las evaluaciones de los Vengadores, se convertirían en futuros villanos letales. Así, empezábamos a seguir los pasos de Velo, Tóxica, Relámpago, Estilo, Temple y Reptil, en un entorno controlado por Hank Pym, Yocasta, Tigra y Mercurio como profesores titulares. A día de hoy, los chicos de Academia Vengadores se han enfrentado a amenazas propias de héroes más experimentados que ellos, saliendo de todas esas situaciones con mayor o menor beneficio, pero siempre moviéndose en un estrecho límite entre lo que quieren ser y lo que se espera de ellos. Tras derrotar a sus versiones del futuro y participar Miedo Encarnado, los chicos de Academia Vengadores han perdido su viejo refugio de la Mansión Infinita  y a uno de sus miembros fundadores, y los Vengadores planean ampliar la Academia con nuevos miembros y un cambio de residencia.



                Así, en Segundas Oportunidades, asistimos al traslado de la Academia Vengadores al viejo rancho de los Vengadores Costa Oeste, a la incorporación de Ojo de Halcón al profesorado, a nuevos compañeros (muchos de ellos procedentes de la vieja Iniciativa) entre  los que están Genio, la nueva Tigre Blanco, Rayo Iris de Power Pack, Ricochet, Penitencia, Spidergirl o la nueva Hulka. Y para “celebrarlo”, los chicos tienen que hacer frente a un asesinato en el Rancho, las manipulaciones de sus versiones del futuro, un recordatorio de Rom y los Fantasmas Espaciales, y a un cruce con los Runaways.
                Christos Gage es quien se encuentra al frente de los guiones de Academia Vengadores, haciendo una labor de lo más consistente, construyendo la historia a base de hacer evolucionar a sus personajes, sobre los que recae evidentemente el peso de la historia. Para los lápices, Marvel ha recurrido a dibujantes que, sin llegar a ser de primera línea, siempre han sido bastante cumplidores: Sean Chen, Tom Raney, Tom Grummett y un Karl Moline bastante cartoon en comparación con el resto de los dibujantes, que complementan perfectamente el trabajo meticuloso de Gage, haciendo de Academia Vengadores una de las colecciones más interesantes del panorama Marvel.