No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 12 de marzo de 2013

nuDC: WONDER WOMAN 3


Con el tercer tomo de Wonder Woman de ECC, hemos llegado a la conclusión del primer arco de Brian Azzarello y Cliff Chiang al frente de Wonder Woman, con lo que ya podemos echar la vista atrás y hacer balance de esta primera trama que los creadores se han tomado su tiempo en orquestar y desarrollar (todo un año para este primer arco, doce números). Creo que ya he dicho alguna vez que el tándem Azzarello/Chiang me parecía un poco extraño para hacerse cargo de la Amazona del Universo DC. Me parecía una decisión poco espectacular, la verdad, y es que en mi opinión, Wonder Woman, tras varios años de dar tumbos por el Universo DC, encontrar cierta estabilidad en manos de Gail Simone, y dar una nueva vuelta de tuerca durante Brightest Day a la historia de la Amazona el errático Straczynski.



                Me trago mis palabras, y lo hago con sumo gusto, porque el primer arco de Azzarello me ha parecido absolutamente genial. Chiang no me termina de convencer en cuanto a su estilo de dibujo, y la historia creo que es un poco lenta y probablemente no hubieran hecho falta doce números para contarla, pero más allá de esto… cada uno de estos números ha merecido la pena. La estética es tremendamente adecuada para la historia que Azzarello nos cuenta, y el guionista no se ha cortado un pelo a la hora de recrear un auténtico panteón de dioses, con sus filias, sus fobias, su planes dentro de contraplanes, sus odios y sus inquinas de siglos de antigüedad.



                En este tercer tomo, Azzarello continúa desarrollando su historia, con la boda entre Diana y el joven e inquietante Hades, el señor de los muertos, pero esto es un paso de transición (muy bien detallado y desarrollado) para llegar al clímax de la historia, la batalla entre los dioses por el trono de Zeus, el destino del hijo de Zola y la participación de Diana en todos estos eventos. Brian Azzarello ha conseguido desarrollar una historia interesante, que nos deslumbra no por su espectacularidad como por lo ingenioso de la trama, su progresión y sus personajes, donde probablemente el más beneficiado ha sido Hades, pero con versiones innovadoras de Apolo, Ares o Eros, por ejemplo.



                Una historia más que recomendable, y de lo mejorcito que ha salido de este nuDC que tan dispares resultados está teniendo.