No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

martes, 5 de marzo de 2013

LEGIÓN DE SUPERHÉROES: ORIGEN SECRETO


Aunque aquí en España no han tenido nunca demasiado éxito por motivos que jamás conoceremos, una de las colecciones que, como
La Legión se reúne en sus comienzos.
La Legión se reúne en sus comienzos.
Batman y Green Lantern, han tenido en Estados Unidos el suficiente peso como para no ser demasiado afectadas por el nuDC y Flashpoint, ha sido la Legión de Superhéroes. Quizá sea porque ya ha tenido retconeos suficientes y jaleos y encarnaciones para toda su historia, magistralmente resueltos por Geoff Johns en su Crisis Final: Legión de Tres Mundos; quizá porque la Legión más clásica está siendo bien tratada por el que ha sido uno de sus guionistas más renombrados, Paul Levitz, vuelto a los guiones tras ocupar los cargos ejecutivos más importantes para DC… el caso es que Legión de Superhéroes ha continuado su andadura al margen de los cambios del nuDC, y quizá por eso no vemos la serie regular en España… Pero el tirón de un nuevo arranque es difícil de resistir, y el propio Paul Levitz, junto a Chris Batista, realizó una serie limitada que, sin cambiar nada, reforzaba el origen de la Legión, buscando nuevos lectores y dándole más consistencia y detalle a la ya clásica reunión de Cósmico, Saturn Girl y Relámpago para salvar al empresario R.J Brande, sentando así las bases del que será el grupo de superhéroes oficial del siglo XXXI.
Y quizá sea porque Levitz no quiere tocar demasiado el trasfondo de la Legión, quizá porque ya tiene una colección regular en la que contar sus historias, pero lo cierto es que el tomo El Origen Secreto de la Legión, que reúne esta miniserie que hemos comentado, resulta un tanto confuso en cuanto a su narración y su historia. Pese a que el concepto de Legión siempre me ha parecido muy interesante (me encantó volver a ver a los legionarios de toda la vida de vuelta en el cruce entre JSA y JLA, Dawnstar siempre me ha parecido uno de los diseños más chulos de toda la historia del cómic), no he conseguido “acertar” con la forma de leerlo aquí en España, pero por el motivo que sea, el tomo me parece redundante en sí mismo. No hay un enemigo claro, no hay un trabajo de estudio de los personajes, no hay nada nuevo sobre ninguno de los fundadores ni sobre las personas que se encontraban tras ellos. No puedo decir mucho más sobre este tomo, porque no hay mucho más que comentar.
Eso sí, a la espera de que llegue algo verdaderamente interesante sobre Legión, sirve para no olvidarnos de que el equipo sigue ahí.
¡Larga vida a la Legión!