No es la crónica de un mundo... es la historia de muchos.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

NUEVOS MUTANTES 6: LUCHA POR EL FUTURO

                Con Marvel Now ha llegado el arranque de muchas nuevas colecciones y status quo para los personajes de Marvel, pero también el final de muchas otras, y entre ellas, ha llegado el fin de la colección regular de los Nuevos Mutantes, la colección que ha reunido en los últimos años a los Nuevos Mutantes originales (Bala de Cañón, Moonstar, Loba Venenosa, Karma, Mancha Solar, Magma, Warlock, Magik, Cifra…) y algunas nuevas incorporaciones (Destello, Nate Grey…) y que se ha visto lastrada por los cruces y eventos mutantes que se han superpuesto sobre las direcciones de la serie una y otra vez.



                Con este último tomo, Dan Abnett y Andy Lanning, acompañados a los lápices por Leandro Fernández y Félix Ruiz, ponen fin a una cincuentena de números donde se han desarrollado argumentos variopintos, unos mejores y otros peores, desde un Zeb Wells que nos trajo argumentos bastante por encima de lo que yo esperaba de él, hasta los de DnA, por debajo de lo que esperaba. En este último tomo, Lucha por el Futuro, DnA han decidido arrojar sobre los Nuevos Mutantes una amenaza poco innovadora, y es que uno de ellos, en el futuro, se vuelve malvado, y planea dominar nuestro tiempo desde el suyo.



                Decir quién es el elegido por DnA para ocupar este puesto, no demasiado original, la verdad, sería spoiler, pero en fin, una vez que comienzan a hacer sus apariciones los enviados del futuro, resulta obvio y previsible de quién se trata, y la verdad es que para ser una serie que ha dado algunos de los mejores cómics que he leído en los últimos años (la saga en la que exploran las consecuencias de Inferno fue memorable), el final de la saga es flojito, muy flojito. De hecho, la impresión que me ha dado es que, a todos los niveles, ha sido más un abandono que un cierre. El guion es poco original, apenas trabajado, y el dibujo… en fin, si en tomos anteriores Leandro Fernández ya llamaba poco la atención, en este directamente Leandro no está… y de las planchas de Félix Ruiz mejor ni hablamos, porque el dibujo no es que sea poco vistoso, es que es directamente feo.




                En fin, una serie que ha sido condenada a un cierre muy por debajo de lo que se merecía por el maremoto de Marvel Now; sólo espero que sus personajes tengan el futuro que se merecen.